Los nuevos autobuses de Aucorsa, con problemas en los retrovisores interiores

Nuevos autobuses de Aucorsa | MADERO CUBERO

La entrada en servicio de los nuevos autobuses adquiridos por la empresa municipal Aucorsa y de la estación que suministra el gas natural comprimido a los mismos ha puesto de manifiesto algunas incidencias, en las que los técnicos de la compañía y de las empresas externas afectadas están trabajando intensamente para solucionarlo lo antes posible, según ha informado el Ayuntamiento a través de una nota de prensa.

Por un error en la colocación de los elementos accesorios del vehículo, se ha sustituido la barra de sujeción del espejo retrovisor por el que los conductores controlan la salida de los usuarios por la puerta trasera por la misma barra del espejo con el que se controla la salida de los usuarios por la puerta central, lo que dificulta la visión a través de ese espejo, señala el comunicado.

“Desde el mismo momento en que se detectó dicha anomalía la empresa se puso en contacto con la casa Mercedes para que enviaran cuanto antes las piezas originales”, agrega.

Mientras tanto, la mayoría de los conductores que han prestado servicio en estos vehículos han resuelto la situación “con profesionalidad y el máximo celo para garantizar la seguridad de las personas usuarias, seguridad que no se ha visto afectada, en ningún momento, por estas circunstancias”. “A los conductores que han comunicado esta incidencia, que son una minoría, el servicio de inspección les ha cambiado de manera inmediata el vehículo”, exponen.

Para prevenir un posible retraso en la llegada de la pieza original, los responsables de taller trabajan ya en el diseño de una solución alternativa que, de manera provisional, pueda situar correctamente los espejos. Mientras, los conductores que a partir de ahora tengan asignado a su servicio uno de estos vehículos recibirán personalmente instrucciones del servicio de inspección para que no se abra la puerta trasera.

Por otro lado, y en relación con el funcionamiento de la planta de suministro del gas natural comprimido a los vehículos, tras varios días de funcionamiento, se ha puesto de manifiesto que el gas que entraba a la misma superaba el porcentaje normal de humedad y podía poner en peligro el normal funcionamiento de los equipos de compresión, con las consecuencias negativas que una rotura de los mismos supondría. Responsables de la empresa distribuidora del gas natural y de la empresa que ha ejecutado las obras trabajan intensamente para resolver esta situación a la mayor brevedad.

“La dirección de la empresa lamenta profundamente los incidentes surgidos y espera que se valore los esfuerzos que la empresa está realizando para mejorar las condiciones de trabajo de los conductores y la calidad del servicio que se presta a la ciudadanía”, concluye la nota.

Etiquetas
stats