La misa por Franco obliga a suspender las clases en la Escuela de Artes

Equo denuncia la actitud pasiva de la Policía Nacional ante la concentración de 50 ultraderechistas en la Plaza de la Trinidad, que llevó al centro a cerrar sus puertas

Equo ha expresado su sorpresa y rechazo a la actuación pasiva por parte de la Policía Nacional con motivo de la celebración de una misa en honor de Franco y Primo de Rivera que concentró a 50 ultraderechistas en la Plaza de la Trinidad. “Estos hechos supusieron una grave alteración del funcionamiento de la Escuela de Artes Mateo Inurria, que de nuevo tuvo que cerrar las puertas y donde la gran mayoría del alumnado abandonó el recinto por miedo a los disturbios”, denuncia la formación política.

Tras el acto religioso, un grupo de unas 40 personas encapuchadas y con distintivos de extrema derecha comenzaron a cantar el Cara al Sol y a dar gritos amenazadores. El fuerte despliegue policial no hizo nada para impedirles dicha actitud aunque sí hizo que el centro educativo cerrara puertas y ventanas. En palabras de una alumna “nos dijeron que para evitar provocaciones”, según informa Equo. A las 20.30, como los ultraderechistas no se disolvieron, y ante la retirada del efectivo policial, en común acuerdo policía y responsables del centro optaron por finalizar la jornada escolar una hora antes del cierre normal del centro.

Para Equo es “intolerable que una concentración ilegal, con evidente afán provocador y violento, pueda llegar a interrumpir el funcionamiento de un centro educativo, sin que se tomara ninguna medida por parte de la policía allí presente. Que los alumnos de artes tuvieran que salir con miedo por la puerta de detrás antes de finalizar su horario lectivo supone, de nuevo, un espectáculo bochornoso y un ejercicio de violencia e intimidación de bajo nivel pero de mucha gravedad”, concluyen.

Etiquetas
stats