El Pleno muestra su rechazo al cambio de posición del Gobierno central sobre el Sáhara

Marcha por la Libertad del Pueblo Saharaui | TONI BLANCO

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba se ha opuesto al cambio de posición del Gobierno central sobre el Sáhara, al aprobar una moción por el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y rechazar el plan de Marruecos de autonomía para el Sáhara Occidental. La moción ha salido adelante con los votos a favor de los grupos proponentes -IU y Podemos, además de Ciudadanos (Cs) y PP, y la abstención del PSOE y Vox.

Los puntos de acuerdo tomados por el Pleno se centran en “apoyar la resolución del conflicto del Sáhara en el marco del proceso de descolonización sustentado en las resoluciones de la ONU incluido el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui mediante un referéndum”. Y, asimismo “trasladar al Gobierno de España su rechazo al plan del Reino de Marruecos de autonomía para el Sáhara Occidental por no dar cumplimiento a las resoluciones de la ONU al ignorar el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui”.

Antes del debate sobre esta moción, ha tomado la palabra Tomás Pedregal en representación de la Asociación Cordobesa de Amistad con los Niños y Niñas Saharauis, que ha criticado el “chantaje del rey de Marruecos” y ha destacado “la opinión generalizada de la sociedad española a favor de un Sáhara libre”. Ha descrito la situación “de abandono” del pueblo saharaui por parte de España y ha denunciado que “el régimen marroquí viola sistemáticamente los derechos humanos” del mismo “bajo la complicidad y pasividad internacional”. Por ello, ha reclamado “una solución justa y duradera” para el pueblo saharaui.

Entre los grupos políticos que han votado a favor, desde Izquierda Unida el portavoz, Pedro García, ha criticado “las aspiraciones ilegítimas del rey de Marruecos” y ha recordado que el Sáhara Occidental históricamente ha sido la provincia 53 de España. “La ignorancia de esta realidad hace posible que el señor Sánchez cometa una de las traiciones mayores al propio estado español, cediendo el Sáhara al actual rey de Marruecos. No hay parangón de saltarse una resolución de ONU como ha hecho el Gobierno de España, una vergüenza histórica”.

Por parte de Podemos, Cristina Pedrajas, ha expresado “nuestra solidaridad con el pueblo saharaui y con el respeto a los derechos humanos que el gobierno marroquí viola. Este pueblo está esperando que se cumplan resoluciones de organizaciones internacionales, pero una parte del Gobierno español le da la espalda. España es responsable jurídicamente de lo que pasa en el Sáhara Occidental”.

Por Ciudadanos, Antonio Álvarez ha recordado que la moción presentada coincide con la ya aprobada en diciembre de 2020 por el Pleno, por lo que ha corroborado su voto positivo porque “debe seguirse el camino histórico de autodeterminación del pueblo saharaui y el cumplimiento de la resolución de la ONU al respecto”.

Por el PP, el portavoz Miguel Ángel Torrico, ha criticado el cambio de posición y la gestión del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, al respecto, y ha confirmado su voto a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui y rechanzado la posición del Gobierno central, a la vez que ha criticado la posición del PSOE en el salón de Pleno al respecto.

El PSOE, que se ha abstenido, ha “negado la mayor”, asegurando que“no es un cambio de postura” lo que ha hecho el Gobierno sobre este tema, en palabras del concejal Víctor Montoro. Ha defendido que el Gobierno se ha mantenido “dentro de las resoluciones de la ONU” sobre el Sáhara y ha afirmado que ahora se abre “una nueva etapa de acuerdo con el vecino Marruecos, para garantizar la estabilidad territorial”.

Asimismo, Vox, por boca del concejal Rafael Saco, ha dicho que “a nadie se le escapa que el acuerdo de Sánchez con el Gobierno de Marruecos ha sido una ocurrencia más, muy grave”. Y ha insistido en que “se hace de espaldas a sus socios de gobierno y a todo el mundo, un cambio de postura dañina a los intereses de España”.

Comparecencia de la responsable de Participación Ciudadana

La delegada de Participación Ciudadana en el Ayuntamiento de Córdoba, María Luisa Gómez Calero, ha defendido este jueves el trabajo del personal de la Delegación para “dar soluciones a todas las demandas ciudadanas” ante las críticas de los grupos de la oposición, recordando que lleva “unos cuatro meses” al frente del área.

En una comparecencia en el Pleno Ordinario, a petición del PSOE, la concejal ha admitido que “hay carencia y merma en el personal”, pero “poco a poco con los procedimientos que se abren desde la Delegación de Recursos Humanos se irá recuperando alguna de las plazas que están por cubrir”, ha aseverado.

Asimismo, ha comentado que “la mayor preocupación era cubrir todos los territorios con técnicos”, de manera que se pusieron a trabajar y, “tras consultar con el Consejo del Movimiento Ciudadano y la Federación de Asociaciones de Vecinos Al Zahara, se puso una nueva metodología de trabajo”, ha destacado.

Así, Gómez Calero ha apuntado que “se han redistribuido ciertas funciones para que con criterios de proximidad para los técnicos y de apoyo a nivel directivo de los centros cívicos se pudiera dar respuesta al soporte técnico”.

Igualmente, ha subrayado que “se ha garantizado que durante el primer trimestre de este año en todas las juntas municipales de distrito se han aprobado todas las programaciones socioculturales, con talleres y actividades”, al tiempo que ha aclarado que “todos los centros cívicos están abiertos” y los fines de semana lo hacen “en función de la demanda vecinal”.

“Colapso del área”

Por su parte, el edil socialista Antonio Rojas ha destacado que “Córdoba ha sido un ejemplo de tolerancia y convivencia entre culturas”, un activo que “permite avanzar hacia una ciudad inclusiva, participativa y educadora”, valores que, a su juicio, “deben permanecer” y que son “seña de identidad” de la capital.

Si bien, considera que actualmente “hay falta de capacidad grave para intervenir en barrios y distritos”, con “deterioro” y “colapso” en los mismos respecto a la participación, a la vez que ha lamentado que la Delegación ha tenido “tres delegados en tres años de mandato”, por lo que cree que dicha área no está valorada y “ha pasado a la marginalidad de este gobierno”, además de tener “falta de ejecución” del presupuesto.

Mientras, la concejal de IU Alba Doblas ha lamentado que “el PP ha visto una oportunidad de oro durante la pandemia para acabar con la participación ciudadana y el colmo es el nombramiento como delegada”, por “todo lo que le rodea con la inclusión en el gobierno”, insistiendo “en el marcado carácter de transfuguismo”, a lo que ha agregado que en dicha Delegación “el presupuesto es bajo y el personal, escaso”. Y ha reprochado que “los centros cívicos siguen sin reglamento” y “hay un desprecio a la participación ciudadana”.

Al hilo, la portavoz de Vox, Paula Badanelli, ha expresado que “solicitar esta comparecencia blanquea y normaliza una situación irregular, que roza la ilegalidad, que se vive en el Consistorio propiciada por el alcalde, José María Bellido, y su gobierno”, cuestionando si Gómez Calero “debe ejercer el cargo”, tras el caso sobre el Instituto Municipal de Deportes y “la expulsión de su partido”.

Y la portavoz de Podemos, Cristina Pedrajas, le ha pedido a la delegada que “haga una reflexión” sobre el cumplimiento del reglamento de Participación Ciudadana, sobre el que ha dicho que está “bastante obsoleto”, a la vez que ha remarcado que “hace falta personal” y “la participación ciudadana es prioritaria”, entre otros aspectos.

Etiquetas
stats