Kutxabank estudia la venta de todo el 'ladrillo' que le queda a Cajasur

Servicios centrales de Cajasur | ÁLEX GALLEGOS

Kutxabank podría protagonizar una de las primeras grandes operaciones de 2018. La entidad vasca está estudiando la venta de entre 500 y 700 millones en una cartera de suelo y promociones, según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli. En 2014, la entidad financiera vasca ya se deshizo de buena parte del ladrillo cordobés de Cajasur, en una operación a tres bandas en la que vendió la inmobiliaria cordobesa a Neinor y estos a un fondo de inversión. La operación entonces se fijó en un precio de 930 millones de euros.

Ahora, el grupo vasco busca aprovechar el auge de fondos internacionales y nuevas inmobiliarias para colocar activos en su balance, sobre todo suelos heredados sobre todo de Cajasur, según confirman fuentes de la compañía, que señalan que la operación está en estudio y que Kutxabank está analizando las distintas propuestas presentadas por asesores para ver por cuál se decanta. Estos 500-700 millones representan un 40% de toda la cartera problemática de Kutxabank: 1.700 millones, de los que 1.000 millones están en suelo.

Kutxabank anunció este sábado que cerró 2017 con un beneficio neto consolidado de 302 millones de euros, un 23,6 % más que en 2016, con una aportación positiva de CajaSur a la cuenta de resultados de 15,9 millones de euros.

Kutxabank ha continuado disminuyendo su presencia en el negocio inmobiliario en un relevante 11% durante el último año. Sin embargo, fue determinante la venta de su filial inmobiliaria Neinor a Lone Star en 2014. Esta operación se completó junto con el traspaso de 900 millones de euros en activos inmobiliarios y más de 90 empleados, y supuso la mayor venta de activos inmobiliarios de la crisis.

Etiquetas
stats