La Junta pedirá más proyectos a Europa para garantizar el futuro del lince

Ejemplar de lince ibérico.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, tras establecerse poblaciones linceras con diferente grado de desarrollo en distintos territorios de Andalucía y la Península Ibérica, considera que los futuros retos deben ahora encaminarse a la conexión de estas poblaciones para asegurar la correcta marcha en la conservación de la especie. Para ello, este departamento incrementará sus esfuerzos en la búsqueda de fondos, solicitando nuevas líneas de financiación a la Unión Europea (UE).

Así lo ha indicado el consejero del ramo, José Fiscal, en una respuesta parlamentaria a Podemos, recogida por Europa Press, en la que explica que en este momento se está preparando con los socios del actual proyecto LIFE Iberlince la estrategia de trabajo y financiera del nuevo programa. Esta estrategia se basa en las conclusiones del V Seminario celebrado Sevilla los días 4, 5 y 6 de abril de 2016.

“En breve” se convocará una reunión con todos los posibles interesados en colaborar en este nuevo proyecto para concretar las organizaciones participantes, la futura estrategia, equipo y personal. En razón de esta estrategia y de las acciones concretas a desarrollar, se podrá dimensionar el personal necesario y establecer el presupuesto. En principio, la voluntad es que se mantenga todo el personal que actualmente trabaja en el LIFE Iberlince.

En Andalucía existen dos centros de cría en cautividad: El Acebuche, gestionado por el Organismo Autónomo de Parques Nacionales del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; y La Olivilla, gestionado por esta Consejería. El funcionamiento futuro del Centro de Cría en Cautividad del Lince ibérico La Olivilla está garantizado.

“Esperamos seguir coordinando el esfuerzo que realizamos para la cría en cautividad de esta especie con los otros centros que actualmente la llevan a cabo tanto dentro como fuera de Andalucía”, ha afirmado el consejero del ramo, quien ha explicado que la estrategia futura de conservación se va a apoyar en cuatro pilares.

Éstos son el mantenimiento y fortalecimiento de las poblaciones andaluzas; la consolidación de las áreas de reintroducción creadas con el Proyecto LIFE Iberlince fuera de Andalucía hasta conseguir poblaciones autosuficientes; el establecimiento y afianzamiento de la conexión entre los diferentes núcleos de población creados, dentro y fuera de Andalucía; y la reintroducción en nuevas áreas.

Además de estos pilares básicos se mantendrán las estrategias actuales de control de amenazas, especialmente control sanitario y disminución del impacto de los atropellos gracias a acciones ejecutadas por los organismos responsables de carreteras estatales y autonómicas.

Se realizarán censos poblacionales y se desarrollaran medidas tales como la repoblación, para paliar los efectos de la Enfermedad Hemorrágica del Conejo (RHDVb), si se estima necesario.

Plan de sensibilización

Igualmente, la Junta seguirá desarrollando y potenciando las acciones de divulgación y concienciación social en torno a la especie y su conservación. En estos momentos se están realizando jornadas en los diversos municipios linceros con representaciones teatrales, entre otras actividades educativas. Está previsto la redacción de un plan de comunicación y sensibilización que detalle las actividades a desarrollar para el nuevo proyecto.

Los resultados de los diferentes programas LIFE en pos de la conservación del lince ibérico, liderados y coordinados por la Consejería de Medio Ambiente y el Territorio han permitido que la especie abandone el estado de “en peligro crítico” de extinción. En el plano institucional, algunos de estos proyectos han cosechado galardones como el recibido al mejor proyecto LIFE en los 25 años de historia de este programa europeo, dentro de la categoría biodiversidad y naturaleza.

Medidas contra los atropellos

En respuesta a otra respuesta parlamentaria a Podemos sobre las medidas previstas para prevenir los atropellos de linces ibéricos en 2017, ha explicado que su departamento viene realizado diversas actuaciones en carreteras autonómicas en zonas de presencia del lince

ibérico (Doñana y Sierra Morena) en coordinación con los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Así, ha citado la Carretera A-481, en el entorno de Doñana, entre Villamanrique de la Condesa (Sevilla), Hinojos y Chucena (Huelva), donde se llevó a cabo la ejecución de 2.000 metros de valla de cerramiento, así como, un tratamiento superficial en el firme de una longitud aproximada de tres kilómetros para aumentar el ruido provocado por el paso de los vehículos con el doble propósito de alertar a los animales y advertir a los conductores el tránsito por una zona de peligro por la existencia de fauna, lo cual se ha reforzado con señalización vertical y limitación de velocidad.

Según ha detallado, también se está realizando de manera periódica un control de la vegetación adyacente a la carretera, para aumentar la visibilidad de los conductores frente a un animal que se dispone a cruzar (igualmente se ha actuado en otras vías próximas: A-474, A-483, A-494).

En las carreteras de Córdoba-Sierra Morena en relación con medidas para evitar atropellos de linces se han realizado tareas de desbroce de vegetación en los márgenes de la carretera A-421 y A-3001 en el entorno de Adamuz; y se ha llevado a cabo la instalación de 2.750 metros de malla de cerramiento en la carretera A-421 así como instalación de cancelas de acceso a las propiedades colindantes.

Además, se ha reforzado la señalización vertical colocando un total de 40 señales P-24 de advertencia de peligro por paso de animales en libertad con indicación de paso de linces (seis en la carretera A-420 de Marmolejo a Cardeña, 24 unidades en la A-421 de Villafranca de Córdoba a Villanueva de Córdoba y diez unidades en la carretera A-3001 de Adamuz a A-3100).

En la provincia de Jaén se han realizado desbroces en las márgenes de las carreteras y también se han instalado señales verticales de advertencia de peligro en las zonas más sensibles: 14 en la A-6177, seis en la A-6178 y 22 en la A-301, en los términos municipales de Andújar, La Carolina y Vilches. La misma señalización de advertencia de peligro por paso de linces se ha empleado en las provincias de Huelva y Sevilla con 24 unidades en la A-481, 20 en la A-474, 20 en la A-494, 24 en la A-483, 32 en la A-484 y ocho en la A-8060).

En 2016, en el marco del Protocolo Iberlince, se han llevado a cabo distintas actuaciones, entre ellas, la redacción, supervisión y aprobación del proyecto de paso de fauna en la A-483 entre Almonte y El Rocío; el suministro y colocación de cancelas de paso en la malla de cerramiento en la carretera A-421 (en Adamuz, Córdoba); la realización de actuaciones de reparación de valla de cerramiento en la A-483 en diversos tramo entre El Rocío y Matalascañas; y la redacción de un proyecto de Adecuación de seguridad vial para evitar accidentes por atropellos de fauna en la carretera A-301 (Jaén).

A lo largo de 2017 están previstas, entre otras actuaciones, un paso de fauna en la A-483 entre Almonte y El Rocío (Huelva); --con un presupuesto de 798.512,8 euros--; la adecuación de seguridad vial para evitar accidentes por atropellos de fauna en la carretera A-301, --con un presupuesto de 401.933,70 euros; y actualmente se están estudiando otras medidas complementarias a realizar en carreteras adyacentes a la A-301, como es el caso de la A-312 y la A-303.

Etiquetas
stats