La Junta aboga por planificar con agentes sociales y empresas frente al turismo de borrachera

Despedida de soltero.

El consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, ha abogado por planificar, junto a los agentes sociales y la iniciativa privada, para evitar que se produzcan en Andalucía problemas que han aparecido en otros destinos ligados al turismo de borrachera y la 'turismofobia'.

En una entrevista concedida a Europa Press, Fernández ha señalado que “puede darse el caso de que una 'despedida de soltero' termine gastando más, dejando más dinero, que otro perfil de turista en un municipio”, pero ha asegurado que “no es un turismo de calidad, que respete el espacio y los servicios que se prestan”.

“No es lo que busca Andalucía”, ha subrayado el consejero, quien ha llamado a “planificar para no caer en ese tipo de turismo”. Así, ha indicado que el departamento que dirige ya incluyó este ámbito en el plan general de turismo con horizonte 2020, dentro del turismo sostenible, con la colaboración pública-privada. Ahora, el consejero ha apuntado que esa participación debe ir a más y, además, de formar parte del diseño del próximo plan, de 2020 hasta 2027, deben incorporarse a su desarrollo y ejecución.

Preguntado sobre una tasa turística en los municipios andaluces, Fernández ha llamado a que el Estado habilite esa opción para que cada ayuntamiento tenga la posibilidad de establecer este tipo de tasas. No obstante, ha señalado que “cualquier tasa debe tener un contenido social, una apuesta por la estabilidad en el empleo y por compensar a los ciudadanos y vecinos de posibles molestias”.

En este sentido, ha apuntado la mejora de la recogida de basuras, campañas de convivencia y la ordenación de los flujos turísticos de una ciudad. “Este tipo de políticas son las que hacen que no se den casos de turismofobia”, ha indicado.

El consejero también ha hecho hincapié en la necesidad de mejorar en la calidad y, sobre todo, en la estabilidad del empleo en el sector turístico. “La gran batalla es la estabilidad”, ha advertido Fernández, con el objetivo de que “el turismo deje de ser donde se refugie el empleo temporal”.

Esto lo ha unido a la lucha contra la estacionalidad de los establecimientos unidos al sector turismo. “Si hace diez años se hablaba de que los meses potentes eran de junio a agosto, ahora es desde las ferias de primavera hasta noviembre”, ha asegurado el consejero, quien ha destacado que estos datos influyen en la estabilidad del empleo.

Por último, ha advertido de que, teniendo en cuenta uno de cada tres turistas en Andalucía es andaluz, “no es de recibo cobrar a los propios andaluces por visitar su tierra”.

El número de trabajadores ocupados en el sector turístico en Andalucía ha ascendido a 433.853 en el segundo trimestre del año, lo que supone un 7,5 por ciento más que el mismo periodo de 2017 y un 16,3 por ciento del total de ocupados, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) difundidos este lunes por la Subdirección General de Conocimiento y Estudios Turísticos, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

A nivel nacional, el número de trabajadores ocupados en el sector turístico ascendió a 2,65 millones en el segundo trimestre del año, lo que supone un 5,1 por ciento más que el mismo periodo de 2017, 128.785 empleados más.

El sector turístico en España cerró con más de 2,99 millones de trabajadores en activo en el segundo trimestre del año, 110.92 personas más que hace un año, y un aumento del 3,7 por ciento con respecto al mismo periodo de 2017. Creció tanto en los asalariados al sector (+5,2%) como entre los autónomos (+4,3%).

Etiquetas
stats