Varias jóvenes denuncian acoso sexual por parte de un “mirón” en los baños de Filosofía y Letras

Facultad de Filosofía y Letras | MADERO CUBERO

Varias mujeres han denunciado situaciones de acoso sexual por parte de un “mirón” en los baños de la Facultad de Filosofía y Letras en los últimos meses. Concretamente, la Universidad de Córdoba tiene contabilizados cuatro incidentes desde el pasado mes de diciembre.

Según ha explicado a este periódico el vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad, Antonio Cubero, se trata, según los testimonios de las víctimas, de un hombre que por el momento no ha sido identificado y que presuntamente “se mete en un servicio de chicas en la zona de biblioteca y se dedica a hacer de mirón”.

La Universidad, explica el vicerrector, está “detrás del tema, absolutamente”, y se está intentado localizar e identificar al presunto acosador sexual, que, según Cubero, “es muy escurridizo”, tanto para entrar en el edificio como para escabullirse cuando ha sido pillado in fraganti. Según los vídeos con los que cuenta el jefe de Seguridad de la Facultad, el acosador suele penetrar en el edificio por la entrada que está junto al Salón de Actos de la Facultad, en la que no suele haber conserjes.

Para evitar que este tipo de acoso de carácter sexual vuelva a ocurrir, Cubero mantiene que se ha reforzado la seguridad privada, al tiempo que se piensa denunciar ante la Policía Nacional -que por el momento afirma no tener constancia de los hechos- para que, a través del uso de cámaras de seguridad, se pueda identificar al “mirón” de Filosofía y Letras.

Cubero lamenta los hechos y entiende el malestar que han podido generar los hechos en las víctimas. “Se sienten agredidas. Es una agresión de acoso sexual”, ha definido el vicerrector, que asegura que desde la Universidad se está haciendo todo cuanto está en su mano. Una de las medidas que se han tomado ha sido la instalación de un cerrojo en el baño, aunque Cubero reconoce que no es una medida muy práctica, pues requiere solicitar la llave en conserjería antes de acudir al baño.

La pegada de un cartel advirtiendo de que, “para mayor seguridad”, las usuarias de los baños “cierren por dentro” no ha sentado bien entre parte del alumnado. “Ésta es la solución que se nos da a las mujeres ante intentos de agresiones y acoso en los baños de la Facultad de Filosofía y Letras de Córdoba”, se quejaba una de ellas en redes sociales.

De hecho, fue en Twitter donde comenzaron a trascender las denuncias. Una de ellas, el pasado diciembre, señalaba que “hace unos años que un hombre se dedica a meterse en los baños de Filosofía y Letras” y “se asoma por encima de los cubículos” y “hace fotos a las chicas”. Además, sostenía que el hombre también exhibía sus atributos. La denuncia señalaba que existía “miedo” ante la posibilidad de que el presunto agresor haga algún día “algo peor”.

Etiquetas
stats