José Ropero ya no es alcalde de Benamejí

José Ropero, alcalde de Benamejí. | MADERO CUBERO
María José Montes tomará el relevo del socialista, que ha estado 22 años en la Alcaldía y que abandona el cargo acosado por la investigación de las dietas cobradas irregularmente

José Ropero abandonó ayer la Alcaldía de Benamejí después de 22 años en el cargo. Ropero será sustituido por una de sus concejales más próximas, María José Montes, que fue diputada provincial bajo la presidencia de Francisco Pulido. Ropero se marcha de la Alcaldía acosado por la investigación judicial del caso de las dietas cobradas supuestamente irregularmente. El propio Ropero reconocía ayer ante el Pleno convocado para su dimisión que el caso de las dietas había acabado por afectarle. "Me ha hecho mella", dijo. "No me voy porque el trabajo me canse, sino porque es preciso demostrar a mi pueblo que quiero lo mejor para él", aseguró.

El PP ha apuntado que son algo más de 128.000 euros cobrados irregularmente los que están bajo sospecha. La Fiscalía pidió su imputación. Ropero se comprometió a devolver en dos tandas el dinero que supuestamente desvió. El dinero ya entregado por Ropero (unos 15.900 euros) sería la primera mitad del pago, apuntan fuentes del PSOE y, una vez que ha dejado el cargo, abonará el resto.

En junio, el PA entregó una documentación por la cual José Ropero, podría haber cobrado dietas en un periodo de tiempo en el que estaba de vacaciones. De igual forma, la documentación podría apuntar a que también cobró tres veces dietas en un mismo día por tres viajes fuera de Benamejí a diferentes lugares. El PA defendió que esas pruebas demostraban que tanto Ropero como el teniente de alcalde, Francisco Hoyos se "autofirmaban" sus propias dietas a los largo de los años, haciéndolo este último incluso cuando no tenía las funciones de alcalde por decreto.

La situación se ha deteriorado todos estos meses. Las peticiones de dimisión se han sucedido y en diciembre, IU denunció una situación de "violencia física" en el Pleno de Benamejí. "Desde IU no nos cansaremos de pedir la dimisión porque se ha demostrado, y se comprometieron a devolver, que durante diez años estuvieron llevándose un dinero que no le correspondía. Como comprenderán, por más pequeños que sea el pueblo, por más que nos conozcamos todos y por más que lo intenten, no podemos dejar de denunciar y pedir responsabilidades por unos hechos muy graves que a IU, como fuerza política, le hace desconfiar completamente de estos dos cargos públicos", señaló la formación.

Etiquetas
stats