Imputado el trabajador de una orujera por provocar un incendio en Montoro

.
El empleado, de Villa del Río, depositó unas cenizas aún calientes que terminaron prendiendo y provocando un fuego forestal

La Guardia Civil ha imputado en Montoro al trabajador de una orujera por provocar un incendio forestal. Según ha informado el instituto armado a través de una nota de prensa, la actuación tuvo lugar como consecuencia del incendio producido el pasado 6 de junio en el paraje Córcome del término municipal de Montoro. El siniestro calcinó una amplia extensión de terreno de vegetación forestal y agrícola, encuadrable en el grupo de matorral y monte bajo en lo que lo que a forestal corresponde.

De las investigaciones llevadas a cabo con posteridad por los guardias civiles especialistas en investigación de incendios forestales del Equipo de Protección de la Naturaleza de Córdoba, y una vez determinado el punto de inicio del fuego, así como de sus posibles causas por parte de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) perteneciente a los Agentes de Medio Ambiente, se pudo constatar la determinación de la autoría material del hecho, llegando a la conclusión de que el incendio se produjo a raíz de un depósito sobre el terreno de cenizas procedentes de una planta dedicada a la extracción de aceite a partir del orujo de la aceituna, ubicada en la localidad de Villa del Río, lo que provocó que, ayudado por las condiciones meteorológicas reinantes en ese día en la zona, el fuego lograra prender en la vegetación colindante.

Ante ello, los efectivos del Seprona procedieron a la imputación del responsable de la planta, que resultó ser un vecino de Villa del Río, como supuesto autor de un delito de incendio forestal por imprudencia.

En este sentido, la Guardia Civil recuerda que, entre el 1 de junio y el 15 de octubre permanece prohibido en terrenos forestales y de influencia forestal (faja de 400 metros que rodean a aquéllos), cualquier actividad relacionada con el uso del fuego o que pueda provocarlo (quema de residuos forestales o agrícolas, barbacoas, circulación de vehículos campo a través y caminos o pistas forestales situadas fuera de la red de carreteras).

Para luchar contra estos ilícitos, la Guardia Civil de Córdoba, fundamentalmente a través de sus unidades del Seprona mantiene activado un operativo especial de servicio orientado a la prevención de incendios forestales.

Etiquetas
stats