Otra huelga desconvocada: los examinadores de tráfico vuelven al trabajo

Manifestación de las autoescuelas de Córdoba | MADERO CUBERO

A la desconvocatoria de la huelga de los conductores de Aucorsa se ha sumado la de los examinadores de Tráfico, que llevaban cinco meses parados y que habían provocado un colapso en los exámenes y graves problemas para las autoescuelas. El presidente de la Unión Federal de Autoescuelas de Andalucía, José Blas Valero, ve positiva la desconvocatoria de la huelga de los examinadores de tráfico por falta de acuerdos con la Dirección General de Tráfico (DGT) y ha cifrado en 60.000 las personas que están pendientes de examinarse.

En declaraciones a Europa Press, Valero ha recordado que “el problema no se soluciona cuando se levante la huelga, sino que es estructural”, de forma que “ahora habrá un colapso de alumnos”, y considera que “se debe dar solución a un problema enquistado desde hace años”.

Ha precisado que “las dos provincias más castigadas por esa situación son Almería y Málaga, junto a Sevilla, donde el número de examinadores que secundaban la huelga era el 100 por ciento”.

A su juicio, la solución a este problema “sería aumentar la plantilla”. En ese sentido, ha precisado que “el ministro reconoció en mayo que faltaba 170.000 examinadores y nosotros creemos que se quedó corto el ministro y faltarían 250.000; hace falta tener gente de reserva”.

“Las autoescuelas ahora debemos trabajar y empezar a funcionar en condiciones”, ha aseverado Valero.

Por su parte, Uatae Andalucía espera que “cambie la crítica situación del sector de las autoescuelas, en crisis, debido a la huelga de examinadores de tráfico que ha tenido una duración de seis meses y ha ocasionado graves perjuicios a los autónomos del sector”.

La organización confía en que la administración “ponga en marcha medidas de apoyo para favorecer la recuperación de las autoescuelas” y ha recordado que en Andalucía “se han tenido que cerrar algunas de estas empresas, en su mayoría regentadas por autónomos”.

El secretario general de Uatae Andalucía, Pepe Galván, ha mostrado cierto alivio tras conocer la desconvocatoria de huelga de los examinadores de tráfico. No obstante ha apuntado que “la situación de las autoescuelas, aquí en Andalucía, ha llegado a ser bastante crítica con lo que, a pesar de esta desconvocatoria, no sabemos qué va a pasar con un sector que, en nuestra comunidad, regentan sobre todo autónomos”.

Por ello, Galván ha demandado “la implicación de las administraciones con las autoescuelas para paliar los daños sufridos por esta huelga que ha durado meses y que también ha ocasionado muchas molestias a los usuarios que llevan, desde verano, esperando poder examinarse para obtener el permiso de conducir”.

La huelga se ha desconvocado tras el compromiso político de los partidos de la oposición de llevar una enmienda conjunta al Congreso de los Diputados para incluirla en los presupuestos de 2018 y donde se recoge el aumento del complemento específico salarial, punto clave en la convocatoria de los paros.

Uatae Andalucía lleva, desde el inicio de esta huelga, haciendo un seguimiento de las autoescuelas andaluzas y llevando a cabo diferentes reuniones con partidos políticos y representantes institucionales para mostrar la preocupación de la organización sobre el sector, “las autoescuelas sufrieron con dureza la crisis económica y cuando parecía que el sector comenzaba a repuntar nos hemos topado con una huelga que ha ocasionado graves pérdidas económicas”.

El secretario general de Uatae Andalucía espera el apoyo de partidos políticos e instituciones para poder restablecer el daño ocasionado al sector, “en muchas provincias andaluzas se han cerrado autoescuelas, otras han tenido que despedir a trabajadores y muchas han visto su negocio prácticamente en quiebra”.

Etiquetas
stats