El Gobierno dará 4.000 euros por comprar un coche 'Cero' y hasta 800 euros por uno de combustión

Imagen de un concesionario.

El Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción, presentado este lunes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, contempla ayudas a clientes particulares de 4.000 euros a la adquisición de un vehículo con etiqueta 'Cero' y de hasta 800 euros en caso de comprar un coche de combustión.

Así se recoge en el borrador del plan, con una dotación presupuestaria de 3.750 millones de euros, al que ha tenido Europa Press y que previsiblemente será aprobado mañana durante el Consejo de Ministros ordinario.

Dentro de la partida presupuestaria total se incluye una dotación de 250 millones de euros para un programa de renovación del parque automovilístico español, que estará gestionado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Así, en un primer tramo se destinarán 230 millones de euros a renovar el parque de turismos y vehículos comerciales, mientras que se reservarán 20 millones de euros para fomentar la adquisición de vehículos industriales y autobuses.

Los 230 millones de euros se repartirán siguiendo el criterio de neutralidad tecnológica y siempre que se achatarre un turismo de al menos diez años de antigüedad y de siete años, en caso de ser un vehículo comercial. Dichos modelos tendrán que tener en vigor la ITV y el titular debe ser el beneficiario de la ayuda o un familiar de primer grado.

En el caso de los turismos, se limita a modelos con energías alternativas o que cuenten con las etiquetas A o B y que tengan unas emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) de menos de 120 gramos por kilómetro, cifra que se eleva a 155 gramos para los vehículos comerciales ligeros.

Las ayudas priorizarán los modelos más eficientes, de forma que la adquisición de turismos con etiqueta 'Cero' por parte de particulares o autónomos se subvencionará con 4.000 euros, mientras que si se compra un modelo 'Eco' se recibirán entre 600 y 1.000 euros y entre 400 y 800 euros si se adquiere un modelo con etiqueta 'C' (combustión).

En el caso de las pymes, las ayudas son de 3.200 euros para los 'Cero', de entre 500 y 800 euros para los 'Eco' y de entre 350 y 650 euros para los 'C', mientras que las grandes empresas recibirán 2.800 euros en el primer caso, entre 450 y 700 en el segundo y entre 300 y 550 euros en el tercero.

El borrador recogido por Europa Press indica que estas cuantías aumentarían en 500 euros siempre que el destinatario sea una persona con una renta inferior al percentil 40 de renta o con movilidad reducida, así como si el vehículo a achatarrar tiene más de 20 años.

En cuanto a los incentivos a la compra de vehículos comerciales ligeros de hasta 2.500 kilogramos, las ayudas a modelos 'Cero' variarán entre 2.800 y 4.000 euros, entre 850 y 1.200 euros las de los 'Eco' y entre 700 y 1.000 euros las de los 'C'.

Por su parte, los incentivos a la compra de comerciales pesados son de entre 2.800 y 4.000 euros para los 'Cero', de entre 1.900 y 2.700 euros para los modelos 'Eco' y de entre 1.500 y 2.100 euros para los C'.

El precio de los turismos no podrá superar los 35.000 euros si se quieren recibir las ayudas, una cifra que se eleva a 45.000 euros en el caso de personas con movilidad reducida o que se compren coches con etiqueta 'Cero'.

Usados

Entre las principales novedades de este programa, según el borrador, destaca que se permitirá la adquisición de vehículos usados de menos de un año, a contar desde marzo de 2020, como una medida que busca ayudar a los concesionarios a dar salida a los vehículos automatriculados durante el período de confinamiento.

El sector del automóvil tendrá que hacer un descuento obligatorio y de la misma cuantía de lo que aporte el Estado, excepto en los casos de los vehículos 'Cero', que el importe aportado por el sector será de 1.000 euros.

Por su parte, para la adquisición de vehículos industriales y autobuses las ayudas oscilarán entre los 2.000 y los 4.000 euros. Con un límite de un vehículo por beneficiario y de 30 para las personas jurídicas.

Plan con 3.750 millones

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este lunes el 'Plan de Impulso a la cadena de valor de la Industria de la Automoción, hacia una movilidad Sostenible y Conectada', que estará dotado con 3.750 millones de euros para relanzar al sector y “amortiguar” sus pérdidas tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Así, este paquete de medidas incluye 20 medidas de tipo económico, fiscal, normativo, logístico, de competitividad, de formación y cualificación profesional, de compra pública sostenible y de planificación estratégica que dan cobertura a toda la cadena de valor de la industria.

La iniciativa cuenta con un presupuesto de 3.750 millones de euros para el desarrollo de medidas de impacto a corto plazo, que se implementarán y ejecutarán este año, y medidas “estratégicas” a medio plazo, que comenzarán a ejecutarse a partir de 2021 y podrán ser financiadas con el apoyo de fondos europeos.

Del monto total, 100 millones estarán destinados a la puesta en marcha del Programa de Impulso a la Movilidad Eléctrica y Sostenible (Moves), orientado a incentivar la compra de coches de energías alternativas y eléctricos, lo que supone un incremento presupuestario en comparación con la intención anterior que era de 65 millones de euros.

Según cálculos del Gobierno, cada millón destinado al Plan Moves supondrá la generación de entre 3,6 y 4,1 millones de euros adicionales al Producto Interior Bruto (PIB) nacional y un aumento de los ingresos fiscales de entre 1,5 y 1,6 millones de euros.

Por su parte, el paquete de medidas habilita 250 millones de euros para la renovación del parque hacia uno más “sostenible y eficiente”, con ayudas a la adquisición de modelos “más limpios y más seguros”, pero aplicando el criterio de “neutralidad tecnológica”.

Asimismo, se movilizarán 2.650 millones de euros para inversiones en la cadena de valor de la industria entre 2020 y 2022, mientras que se destinarán 415 millones para investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) y 95 millones para generar nueva mano de obra cualificada y adaptar la ya existente a las nuevas necesidades.

“Se trata de hacer lo que haga falta para amortiguar las enormes pérdidas del sector en el ejercicio 2020 mientras sentamos las bases de la industria del mañana: una industria que saldrá fortalecida de la mano de la electrificación y la digitalización y que contribuirá a que nuestro país avance en la senda de la transición ecológica justa”, ha indicado Sánchez.

El paquete de medidas pretende atraer las inversiones necesarias para adaptar y orientar la industria hacia las nuevas demandas de los mercados y los objetivos de sostenibilidad, por lo que, por ejemplo, se adaptarán las condiciones de la línea de préstamos del Plan de Reindustrialización modificando a la baja los tipos de interés de los préstamos (0,1% para pymes y 0,19% para las grandes empresas, el primer año), y ampliando los conceptos elegibles a las inversiones y retroactividad para los proyectos iniciados desde el 1 de marzo de 2020.

La renovación del parque de vehículos también incluye la renovación de la flota de vehículos de la Administración General del Estado por vehículos con etiqueta 'Cero' y el despliegue de infraestructura de recarga de vehículo eléctrico.

Etiquetas
stats