Fuente Palmera, Almodóvar, Guadalcázar, Hornachuelos y Posadas tampoco abrirán sus piscinas este verano

Piscina municipal de Montemayor.

Los ayuntamientos de los municipios cordobeses de Fuente Palmera, Almodóvar, Guadalcázar, Hornachuelos y Posadas tampoco abrirán sus piscinas este verano, con motivo de la situación provocada por el coronavirus.

Así lo han anunciado en un comunicado conjunto los alcaldes de estas localidades de la provincia de Córdoba, donde han señalado que “atendiendo a criterios de responsabilidad, prudencia y en aras del interés general, los abajo firmantes han decidido no proceder a la apertura de las piscinas municipales durante esta temporada”.

En el escrito, los alcaldes explican que la situación que ha provocado la pandemia derivada del Covid 19 está afectando a todas las esferas sociales y económicas de nuestras localidades, adoptando medidas muy restrictivas y la actitud ejemplar durante el confinamiento de la población de estas localidades. “Pero la situación sigue latente”, advierten.

Por eso, se hace necesario tomar decisiones que “eviten las situaciones de contagio”, apuntan a los rebrotes que se están produciendo últimamente y advierten que “no se pueden relajar las medidas” de prevención.

En este sentido se ha analizado la situación de las piscinas municipales, las medidias restrictivas de aforo, las de seguridad y prevención que afectaría a su apertura y se ha puesto el foco en la necesaria preservación de la salud de la población. “Para la apertura de estas instalaciones hay que cumplir unas medidas restrictivas” reglamentadas por el Ministerio de Sanidad y por la Junta de Andalucía, como la necesaria distancia de seguridad, restringir la actividad recreativa, restricción en el uso de duchas y servicios

que aumenten el riesgo de contagio, así como la no asistencia de grupos vulnerables,

como los mayores de 65 o 70 años o incluso embarazadas y otras muchas medidas tendentes a evitar el contacto entre personas y el uso común de espacios e instalaciones.

Los alcaldes han tenido en cuenta todas estas circunstancias, el diseño de las instalaciones para poder cumplir las medidas y la posibilidad de aforo, que “dejaría a muchos ciudadanos sin la posibilidad y certeza de poder disfrutar de un servicio al que tienen derecho”.

En este marco y vistos los informes de cada consistorio, los municipios han decidido no abrir las piscinas municipales, “teniendo en cuenta, siempre, los intereses de salud”. “Considerando que la apertura de las piscinas para su uso recreativo y su riesgo es difícilmente controlable, dado el propio uso lúdico del servicio, y entendiendo, además, que en las condiciones descritas no se podría atender la demanda que del servicio espera la población”, las puertas de las piscinas no se abrirán este verano.

No obstante, cada ayuntamiento podrá programar la realización de otras actividades en el verano, como son cursos de natación u otras actividades formativas y análogas, que se adaptarán a las medidas y condiciones que el Covid-19 ha generado.

https://cordopolis.es/2020/06/08/una-decena-de-ayuntamientos-de-la-campina-no-abriran-sus-piscinas-este-verano/

Etiquetas
stats