La Federación de vecinos critica “la improvisación y la privatización” de la Carrera Oficial

Carrera Oficial | MADERO CUBERO

La Federación de Asociaciones de Vecinos Al-Zahara ha criticado "la improvisación y la privatización" de la nueva Carrera Oficial de la Semana Santa de Córdoba, en el marco de su traslado desde el centro de la capital al entorno de la Mezquita-Catedral.

En un comunicado, el colectivo vecinal ha dicho alegrarse "de que no haya ocurrido ningún incidente de importancia", pero Al-Zahara quiere dejar claro su "descontento", porque todas sus previsiones, "hechas antes de que empezara la Semana Santa, se han cumplido", ya que ha habido "improvisación, aglomeraciones, falta de seguridad y problemas de movilidad y accesibilidad para los vecinos".

Para la federación ahora "es fundamental hacerse tres preguntas: ¿por qué, para qué y para quién se ha cambiado la Carrera Oficial?". Los vecinos consideran que los motivos del traslado -el porqué- hay que buscarlos en "un gobierno municipal débil que ha cedido a todas las pretensiones de la Agrupación de Cofradías, sin atender posturas, ni consensuar con los vecinos, como marca el Reglamento de Participación Ciudadana".

Continúa Al-Zahara explicando que el "para qué", aunque se les ha dicho que tiene que ver con que "era una pretensión antigua de las cofradías el traslado de esta Carrera Oficial", en la Federación piensan "que el trasfondo de este cambio está motivado por el claro gesto de afianzamiento que se hace del uso de la Mezquita-Catedral".

En tercer lugar, las asociaciones de vecinos consideran que la nueva Semana Santa es "para los que han podido pagarla, porque la mayor parte de los ciudadanos no ha podido acceder a la Carrera Oficial". En este sentido, el movimiento vecinal recuerda que "que ha sido la primera vez que se oía en Córdoba el término 'grada de los pobres', para referirse a los lugares para ver las procesiones sin tener que pagar por ello".

El presidente de la Federación de Vecinos Al-Zahara, Antonio Toledano, entiende que con todos estos cambios "se ha privatizado una parte de la ciudad que, además, es Patrimonio de la Humanidad". Además, "por momentos ha sido perjudicial para el turismo y el comercio, porque no se podía acceder al entorno de la Mezquita-Catedral, el principal monumento de la ciudad, y todo ello con el consentimiento del gobierno municipal y con el dinero público de todos los cordobeses".

La junta directiva de la federación cree "inadmisible que con dinero público se pague a seguridad privada para que se prohíba la entrada y salida de ciudadanos a las calles de su ciudad" y, por eso, "corresponde saber ahora, una vez pasada la Semana Santa, cuánto ha sido el coste real para las arcas municipales, ya que en su montaje y realización intervienen diversas áreas municipales".

En Al-Zahara no dudan de que la Semana Santa "tiene un gran impacto económico" en la ciudad, "pero ese impacto económico no puede usarse siempre como excusa para conseguir que una gran parte de la ciudadanía sea marginada y no tenida en cuenta para la toma de decisiones que les afectan muy directamente. No todo vale, y quizás con un poco de comprensión, apertura y dialogo hubiera sido una Semana Santa esplendorosa para todos: vecinos, ciudadanos y visitantes".

Etiquetas
stats