Fallece el científico Rene Drucker Colín, Doctor Honoris Causa por la UCO

Imagen del acto de investidura de Drucker Colín como doctor honoris causa de la UCO.

El científico mexicano Rene Drucker Colín, Doctor Honoris Causa por la Universidad de Córdoba, falleció el pasado domingo a los 80 años. El Doctor Drucker recibió este título el 6 de octubre de 2015 en una ceremonia celebrada en el salón de actos Juan XXIII del campus Universitario de Rabanales. Como padrino intervino el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular, Isaac Túnez Fidiana, que en su laudatio destacó los logros académicos e investigadores del doctorando al que calificó como “uno de los neurocientíficos de mayor reputación y maestro de maestros y uno de los divulgadores de la ciencia más relevantes y reconocidos en México”.

Rene Drucker fue el primero en demostrar el papel de los péptidos neuroactivos en la regulación del sueño. Originario de la Ciudad de México, Drucker nació el 15 de mayo de 1937. Realizó sus de licenciatura en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y posteriormente obtuvo la maestría en Ciencias en la Universidad del Norte de Illinois, Estados Unidos.

Era profesor emérito de la UNAM y un incansable difusor del conocimiento científico. Desde 2012 ocupaba el puesto de secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad México. Inició sus estudios de neurofisiolofía con el doctor Raúl Hernández-Peón, en el Instituto de Investigaciones Cerebrales, A.C. Tras la muerte de Hernández-Peón, en 1968 aceptó una plaza como asistente de investigación en el Departamento de Fisiología en la Escuela de Medicina -en Canadá- donde obtuvo el grado de Doctor en Fisiología, en junio de 1971.

Regresó a México y fue contratado como investigador asociado al Instituto Miles de Terapéutica Experimental y como profesor de asignatura en la Facultad de Fisiología de la UNAM, donde además ejerció las funciones de jefe del Departamento de Psicobilogía de 1972 a 1973.

A principios de los 90, el Doctor Drucker Colín fue pionero a nivel mundial en aplicar las técnicas de inmunoquímica de la proteína “c fos” como una herramienta para estudiar la actividad del cerebro durante el sueño. Con esa técnica se establecieron los grupos neuronales que se activan en el Sistema Nervioso Central durante el sueño.

En 1984 publicó la primera evidencia de que se podía quitar y poner el reloj biológico del cerebro mediante trasplantes. De ahí derivó su interés por el parkinson y en 1987 publicó el primer trabajo mundial que muestra la posibilidad de trasplante celular en pacientes con este padecimiento y mejorar sus síntomas.

En el acto de su investidura como Honoris Causa de la Universidad de Córdoba, Druker Colín hizo todo un alegato a favor del incremento de la inversión en investigación por parte de los gobiernos. Así, afirmó que “existe una correlación muy evidente entre los países poderosos económicamente que dominan las economías mundiales y la calidad y cantidad de ciencia que estos producen”. Drucker concluyó su lección defendiendo la “socialización de la ciencia”.

Etiquetas
stats