Europa tira de las orejas a España por el “derroche” en el aeropuerto de Córdoba

Entrada al aeropuerto de Córdoba. | MADERO CUBERO
Según publica 'Der Spiegel', el Tribunal de Cuentas de la UE denuncia que se ha acometiese una obra que considera “sobredimensionada” para el uso actual de la infraestructura

El martes, el Tribunal de Cuentas de la Unión Europea (UE) publicará un durísimo informe en el que tira de las orejas a España por lo que considera un “derroche” en la inversión para la ampliación de varios aeropuertos. Hoy, el semanario alemán Der Spiegel adelanta parte del contenido del informe en el que se cita explícitamente el caso del aeropuerto de Córdoba y cifra en 85 millones de euros el dinero público que se invirtió para que a día de hoy haya incluso bajado el número de pasajeros.

Según avanza el semanario alemán, el informe del Tribunal de Cuentas de la UE critica que la infraestructura cordobesa recibió 13,5 millones de euros de fondos europeos para ampliar su pista en una obra que considera “sobredimensionada” ya que a día de hoy sus instalaciones sólo están siendo utilizadas para el aterrizaje y como aparcamiento de aviones gubernamentales y aparatos privados. Además, considera que a pesar de su ultramoderna pista de aterrizaje, el número de pasajeros cayó a la mitad entre 2009 y 2013, hasta los 130 viajeros semanales.

Desde el año 2006 el Gobierno de España ha invertido un montante global de 86 millones de euros en el aeropuerto cordobés, tanto en expropiaciones como en reformas de la instalación. En 2013 quedó terminada la ampliación de la pista, requisito indispensable para albergar vuelos comerciales. No obstante, en el aeropuerto todavía no pueden aterrizar aviones de gran tamaño porque carece de un sistema llamado AFIS.

El sistema AFIS (acrónimo del inglés Servicio de Información de Vuelo de Aeródromo) se viene usando desde hace años en aeropuertos con poco tráfico de Europa, principalmente en el Reino Unido. Es un sistema seguro, insisten, y está supervisado por controladores aéreos en aeropuertos cercanos. En esencia, es un enlace entre los aviones comerciales que quieren aterrizar y los aeropuertos. Ese enlace lo realiza un técnico cualificado (necesita al menos dos años de preparación) que informa a los pilotos sobre el estado de la pista, el tiempo y distintas cuestiones técnicas que necesiten.

En 2010, en pleno estallido de la crisis económica, AENA se encontró con que había construidos casi un aeropuerto por capital de provincia pero tenía que mantenerlos. El sueldo de un controlador aéreo es muy alto. Por eso, se optó porque en los nuevos aeropuertos, especialmente los que tenían poco tráfico, no hubiese controladores aéreos. Todas las autoridades lo permiten, ya que los controladores de grandes torres de control (en el caso de Córdoba sería Sevilla) supervisarían también las operaciones en aeropuertos que carecieran de ellas. En resumen, es una forma de ahorrar sin que se comprometa la seguridad.

El aeropuerto de Córdoba no tiene sistema AFIS porque no tiene vuelos, y no tiene vuelos porque no tiene sistema AFIS (aunque no exactamente). AENA optó por no contratar a personal AFIS en Córdoba al considerar que mientras llegan los aviones o no estarían de brazos cruzados. Sin embargo, la ausencia de estos técnicos hace que en Córdoba tampoco puedan aterrizar vuelos charter. Y los vuelos no llegan exactamente porque se carezca de este sistema de navegación aérea, sino porque a las compañías de momento no le salen las cuentas. Las fuentes aseguran que en el momento en el que una compañía apostase por el aeropuerto de Córdoba la puesta en servicio del sistema AFIS sería casi inmediata: la contratación de dos o cuatro técnicos (ahí salen los 150.000 euros al año de los que se hablaron en la reunión de la Mesa Provincial del Aeropuerto). El sueldo de un sólo controlador supera los 200.000 euros.

Etiquetas
stats