España recupera en Bruselas un cuadro de Sorolla incautado a Sandokan por el Caso Malaya

.

La Policía Nacional ha recuperado en Bruselas el cuadro Antes de la corrida, de Joaquín Sorolla, una obra valorada en 3 millones de euros, y que, en su momento, fue incautada en el marco de la operación Malaya, tras ser localizada junto a otras obras pictóricas de gran valor en una nave del Parque joyero de Córdoba propiedad del promotor y exconcejal de la ciudad Rafael Sánchez Sandokán.

La historia del hallazgo del cuadro es un tanto rocambolesca. La Policía ha detenido al presunto propietario de la obra, acusado de un delito de insolvencia punible, y que ha resultado ser Carlos Sánchez, otro de los implicados en el mediático caso de corrupción urbanística. Según informa Diariosur, Sánchez ha afirmado ser el propietario del cuadro desde 1988 y que, con posterioridad, en 2007, se lo cedió a Sandokan, que se lo había pedido “para resarcir una deuda”.

El cuadro, sin embargo, acabó en manos de la Policía durante la instrucción de la Operación Malaya, aunque, con posterioridad, al ordenarse el desprecinto de los lienzos, todos ellos quedaron bajo custodia de Sánchez, que, pese a no tener autorización judicial para ello, habría intentado venderlos. El Sorolla, sin embargo, no pudo salir a subasta. La venta se frustró en Nueva York y el cuadro acabó en Bruselas.

La investigación comenzó el pasado mes de junio. Agentes especializados en Patrimonio Histórico de la Policía Nacional llevaron a cabo el registro de la vivienda de Sánchez con la finalidad de localizar los cuadros. La diligencia resultó infructuosa al no encontrarse ninguna de las obras reclamadas y el propietario afirmó que las había vendido hacía unos cuatro años a una sociedad.

Tras ello, los agentes revisaron los permisos de exportación y comprobaron que al cuadro buscado se le había concedido una autorización de salida de nuestro territorio con posibilidad de venta. Por ello se iniciaron las gestiones de investigación oportunas con la finalidad de determinar tanto el paradero de la obra, como la identidad de su propietario o persona que lo representa.

Los investigadores constataron que la obra pictórica había sido expuesta en una feria de arte y antigüedades de Nueva York si bien, al advertir el depositante que sobre la obra podría existir algún tipo de reclamación, se retiró de la venta. Avanzando en la investigación se constató que la obra había sido depositada por la persona que había solicitado el permiso de exportación en unos almacenes de Bruselas.

Una vez se tuvo conocimiento fehaciente, a través de las gestiones llevadas a cabo por el Agregado de Policía Nacional en la Embajada de España en Bélgica, del lugar donde se encuentra la obra, se comunicaron los hechos a la Audiencia Provincial de Málaga, que emitió el preceptivo Auto al depositante para que hiciera entrega de la misma en la sede de la Embajada, extremo que se ha llevado a cabo en la mañana de este jueves.

Etiquetas
stats