De empresario al desahucio de su casa mientras está hospitalizado: la crisis que aún se sufre

Fachada de la Ciudad de la Justicia de Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

ACTUALIZACIÓN 10:00

Antonio tiene 70 años. Durante gran parte de su vida levantó una empresa familiar dedicada a la construcción, pero la crisis, como a muchas otras, se la llevó por delante. Hipotecó su vivienda por un préstamo para la empresa y el impago de este préstamo bancario le ha llevado al borde del desahucio. Enfermo, en los últimos cuatro días ha sido operado dos veces en Reina Sofía. Mientras está allí hospitalizado, este jueves 20 de febrero es la fecha para el lanzamiento de su casa. Finalmente, a primera hora de la mañana, el juzgado ha comunicado la suspensión del desahucio, según han confirmado a este periódico desde la Asociación Nacional de Familias Necesitadas (Anfane). De momento, cuentan con que tendrán un mínimo de un mes de plazo para negociar con la sociedad propietaria de la vivienda ahora.

Fue en 2015 cuando no pudo afrontar el pago del préstamo contratado con Cajasur, después de que la empresa se fuera a pique y dejara a toda la familia sin trabajo. El banco se quedó entonces la vivienda, ubicada en el barrio de Fray Albino, y la sacó a subasta en 2016, cuando se quedó en manos de Harri Sur Activos Inmobiliarios S.L., del grupo Cajasur. Durante todo ese tiempo, Antonio ha seguido viviendo allí. Es la casa donde ha hecho su vida, donde murió su mujer dejándolo viudo con 42 años y donde quiere seguir viviendo, pagando un alquiler. Ahora mismo, recibe una pensión, aunque parte de ella está embargada por las deudas que arrastra de la empresa con la Seguridad Social, cuenta a CORDÓPOLIS su hija María del Mar. "Está luchando por poder vivir en su casa pagando un alquiler", explica vía telefónica desde el hospital.

La crisis que arrastró a la quiebra a la empresa familiar aún la siguen sufriendo y el desahucio inminente de Antonio la hace presente. Su hija María del Mar trabaja "en lo que me va saliendo", como limpiadora o cocinera, su marido está en paro y a ellos se le ha aplicado también la directriz del Código de Buenas Prácticas en los bancos para que no puedan perder su vivienda al no tener otra alternativa habitacional.

Operación y escrito al juzgado

En estos días, una importante infección llevó el domingo pasado a Antonio a ser intervenido de urgencia en el hospital Reina Sofía. Este mismo miércoles por la tarde era operado de nuevo ante la extensión de la infección. Cuenta con informes médicos que señalan distintas patologías, así como una incapacidad física que arrastra desde los últimos años de su vida profesional. Y un informe de Servicios Sociales certifica su "situación de vulnerabilidad social", explica el portavoz de la Asociación Nacional de Familias Necesitadas, Rafael Cidres.

Con esos informes como armas para esgrimir la situación por la que atraviesa Antonio, desde Anfane se ha trasladado con su abogado un escrito al juzgado para que se suspenda el desahucio de este jueves y se tenga en cuenta la situación de vulnerabilidad y ausencia de alternativa habitacional. Esa ha sido la esperanza a la que se aferraba Antonio y su familia, mientras trata de recuperarse en el hospital, y que de momento, da un respiro a este jubilado.

Etiquetas
stats