Varios distritos piden al Ayuntamiento que asuma la responsabilidad que ha dejado a los voluntarios

Transporte de comida al Banco de Alimentos de Córdoba | TONI BLANCO

El primero que levantó la voz fue el distrito Sur. Fue hace una semana. Mariló Damián, vicepresidenta en funciones pidió al Ayuntamiento de Córdoba que creara una bolsa de trabajo específica que sustituyera al personal voluntario de la plataforma #TodosPorCórdoba, creada por el Ayuntamiento como una especie de órgano oficial de respuesta humanitaria a la crisis del coronavirus a nivel social.

Una plataforma dirigida desde el PP, al margen de la Delegación de Servicios Sociales -en manos de Ciudadanos-, y que ha recibido el respaldo público de varias personalidades públicas y también del alcalde, José María Bellido, que se ha implicado personalmente en ella. De hecho, si uno mira sus publicaciones en redes sociales de la última semana, están plagadas de mensajes sobre ella.

Al mismo tiempo que el alcalde se ponía al frente de la plataforma, empezaba a generarse un movimiento que apuntaba que ese no era el sistema idóneo para atender las situaciones dramáticas que están viviendo algunos vecinos de la capital. “Esta crisis social y económica no se resuelve a golpe de caridad”, señalaba al respecto Francisco Zamora, portavoz de la asociación de vecinos La Voz del barrio de Las Moreras, tras criticar la visita que había hecho José María Bellido a un reparto de comida realizado en su barrio.

Lo que subyacía bajo la crítica es lo mismo que denunciaba el distrito Sur: la gente necesita “soluciones no beneficencia”, una idea se han sumado en las últimas horas hasta treinta colectivos sociales, entre ellos siete nuevas asociaciones vecinales (Valdeolleros, Santuario, Cañero Nuevo, La Palomera del Naranjo, Amanecer de Fátima, Consejo de Distrito de Villarrubia y Distrito Sureste), que vienen a pedirle al Ayuntamiento que asuma el trabajo que hasta ahora “ha derivado y limitado” al voluntariado y oenegés.

“#TodosPorCórdoba ha dejado al descubierto las faltas y limitaciones de personal”#TodosPorCórdoba

En un documento impulsado por la Asociación de Vecinos de Valdeolleros pero al que se han adherido decenas de colectivos, se insiste en que la plataforma #TodosPorCórdoba “ha dejado al descubierto -como se venía denunciando mucho antes de la pandemia- las faltas y limitaciones de personal y recursos de los Servicios Sociales Comunitarios”, y ha acabado siendo “un programa insuficiente ante la situación tan critica que estamos sufriendo”.

Insisten además en que “todas las carencias han aumentado considerablemente, así como la falta de coordinación de la gestión de las necesidades de los Distritos, que son -además de alimenticias-, de vivienda, alquiler, suministros básicos, higiene, trabajo, educación, seguridad o de salud”, y piden, por tanto, tanto al consistorio como a la Junta de Andalucía que “no sigan delegando en el voluntariado y en la caridad o solidaridad de la buena gente sus obligaciones con la ciudadanía de Córdoba”.

Para ello demandan “el refuerzo y ampliación de las plantillas de los Servicios Sociales Comunitarios y su presupuesto para dar respuesta a las necesidades reales de la población más precaria” de la ciudad, así como apuestan por la creación de “una Renta Municipal” por parte del Ayuntamiento, una Renta Mínima de Inserción por parte de la Junta y un ingreso mínimo vital por parte del Gobierno Central, para que así “las familias puedan elegir lo que quieren comprar y animar la demanda en el comercio local”.

Por su parte, el comunicado del Distrito Sureste incide en la idea: “El voluntariado es el gesto más noble que la sociedad ha dado de sí misma. Ya es tiempo de que el Ayuntamiento asuma la responsabilidad que hasta ahora ha derivado al voluntariado y oenegés”.

A su juicio, “es tiempo de que el Ayuntamiento se dote de personal integralmente, ampliando plantillas en Servicios Sociales de manera urgente y con una financiación que dé respuestas a la emergencia real, no sólo a la del momento, sino a la de la penuria en la que se sumirá la población que se incorpora a esa bolsa que demanda desesperadamente la ayuda que no llega”.

Para ello solicitan que Gobierno y oposición remen en la misma dirección y reconocen que no fue “nada edificante” ver cómo aprueban “un presupuesto que saben que no van a cumplir y además lo hagan enfrentándose”.

Etiquetas
stats