Disminuyen un tercio los robos en el campo gracias al Plan Roca

Guardias civiles vigilando el campo.
Las infracciones penales en el medio rural bajan un 31,7% respecto al año pasado tras la creación de estos efectivos de la Guardia Civil

Las infracciones penales en el campo cordobés han disminuido un 31,7% desde la creación de los conocidos como equipos Roca de la Guardia Civil, puestos en marcha por el Ministerio del Interior en octubre del año 2013.

Cuando aún no habían entrado en funcionamiento estos equipos, el número de infracciones penales registradas entre enero y octubre de 2013 fue de 1.218 frente a las 831 contabilizadas en el mismo periodo de este año. Esta cifra supone un descenso del 31,7%. En cuanto a este último año, el descenso de las infracciones penales en el medio rural ha sido del 23,1%, ya que se registraron en octubre de 2014 un total de 1.081 infracciones frente a las 831 actuales.

Tras conocer estos datos, el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Primo Jurado, ha reconocido y ha agradecido a la Guardia Civil “el excelente trabajo de estos efectivos que velan diariamente por la seguridad del campo cordobés” y ha añadido que esta iniciativa “refleja el fuerte compromiso del Gobierno de España con el campo cordobés y la defensa de los intereses y del trabajo constante de nuestros agricultores”.

El subdelegado del Gobierno ha recordado que “la Guardia Civil mantiene un contacto permanente con los agricultores cordobeses a fin de facilitar los cauces de comunicación ante posibles delitos”. Asimismo, el representante del Ejecutivo central en la provincia ha detallado que en este mismo periodo se han cursado 1.182 denuncias, 529 detenciones y 352 imputaciones.

En la actualidad operan en toda la provincia un total de cuatro equipos Roca, que aglutinan a 16 agentes especializados en el medio rural, junto a los que colaboran 19 agentes de las Unidades de Seguridad Ciudadana, Seprona y Tráfico. Desde su entrada en funcionamiento, los agentes de los equipos Roca han mantenido 597 reuniones y 2.679 contactos con los colectivos afectados a fin de conocer de primera mano los problemas de los agricultores. Además, se han impartido dos conferencias para informar sobre las formas de prevenir robos, mejorando los niveles de comunicación.

El Plan Roca ha contado también con la colaboración del Seprona para intensificar el control en caminos de acceso a las explotaciones agrarias. Asimismo, han aumentado las acciones para controlar la venta de material robado con controles de mercadillos, ventas ambulantes y almacenes. Además, se han impulsado medidas contra el robo de cobre con especial atención a los compradores.

En cuanto a las nuevas tecnologías, Primo Jurado ha insistido en “la necesidad de hacer uso de la denuncia electrónica, que contribuye a facilitar, por parte del agricultor afectado, la labor de la Guardia Civil”. En este sentido, también se han establecido mapas de cultivo y sistemas de geolocalización de las fincas para agilizar las investigaciones y el tiempo de reacción en el caso de que se produzca algún hecho delictivo.

Etiquetas
stats