La Diputación se dota de un protocolo para prevenir y sancionar el acoso

Pleno de la Diputación Provincial.

La Diputación de Córdoba, tras el acuerdo unánime del Pleno de la institución provincial, se ha dotado de un Protocolo para la prevención, detección y sanción del acoso en la propia Diputación, incluyendo en el mismo la definición de los distintos tipos de acoso, el procedimiento a seguir en cada caso y las medidas cautelares que se pueden adoptar.

Junto a ello, el citado protocolo, consultado por Europa Press, también consta de apartados referidos a la confidencialidad de las investigaciones que se abran, a las consecuencias del acoso sexual o moral y, finalmente, sobre medidas preventivas contra el acoso.

De hecho y según recoge el protocolo, la Diputación, “consciente de la responsabilidad que tiene contraída con los recursos humanos de evitar que en sus centros de trabajo se realicen este tipo de malas prácticas, tiene establecido en el artículo 39, tanto del vigente Convenio Colectivo del Personal Laboral, como en el Acuerdo del Personal Funcionario, el derecho de los empleados públicos al respeto de su intimidad, orientación sexual, propia imagen y dignidad en el trabajo, especialmente frente al acoso sexual y por razón de sexo, moral y laboral”.

Actúa así la Diputación ante el “derecho de toda persona trabajadora a ser tratada con dignidad”, siendo “una obligación de la dirección de las empresas la de prevenir y sancionar cualquier actuación que viole este derecho”, de ahí que la institución provincial se compromete a “preservar la dignidad de todas las personas que prestan en ella sus servicios, a adoptar medidas adecuadas y eficaces para prevenir, detectar, controlar conductas que puedan ser constitutivas de acoso en el trabajo y a garantizar que estas medidas sean conocidas” por todo su personal.

Este nuevo protocolo, aprobado el pasado miércoles por el Pleno, regirá para la totalidad del personal que presta servicios en la Diputación de Córdoba, “sea cual sea el tipo de su contrato y el carácter o naturaleza jurídica de su relación laboral” con la institución.

Con anterioridad, en concreto el 21 de junio de 2017, el Pleno aprobó el 'Protocolo para la prevención y sanción del acoso sexual, acoso por razón de sexo y acoso por razón de la orientación sexual', que continúa vigente y que constituye, junto con este nuevo protocolo, “un conjunto normativo integral para prevenir y sancionar todas las conductas de acoso cualquiera que sea su modalidad”.

Principios

Con tal fin, el recién aprobado 'Protocolo para la prevención, detección y sanción del acoso' en la Diputación se basa en una serie de principios, empezando por el de que la Diputación manifiesta “su compromiso en evitar y resolver los hechos constitutivos de cualquier tipo de acoso y, a tales efectos, expresa su deseo de que todo su personal sea tratado con dignidad, no permitiéndolos o tolerándolos”.

Para ello, dará “la instrucción a todo el personal de su deber de respetar la dignidad de las personas y su derecho a la intimidad, así como la igualdad de trato entre mujeres y hombres”, y procederá a “la identificación de las personas responsables de atender a quienes formulen una denuncia”.

Junto a ello, este nuevo protocolo se apoya “en los principios de prevención, eficacia y efectividad, así como en la celeridad y confidencialidad de los trámites” y, además, la Diputación dará “tratamiento reservado de las denuncias de hechos que pudieran ser constitutivos de cualquier clase de acoso, sin perjuicio de lo establecido en la normativa de Régimen Disciplinario”.

Etiquetas
stats