Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana miércoles, 19/06/2024

La desalojada de un Pleno ya tiene su casa: “Si lo sé, protesto antes”

Rocío y Rafa con las llaves de su nueva vivienda | FOTO: MADERO CUBERO

Alfonso Alba

0

Rocío Flores obtiene una vivienda social propiedad de la Junta de Andalucía en la barriada de las Margaritas, después de ser desahuciada de un piso de alquiler en Huerta de la Reina

“Ha sido todo muy rápido, muy rápido”, se aceleraba Rocío Flores, la cordobesa que fue desalojada de un Pleno del Ayuntamiento de Córdoba después de reprocharle al alcalde que al día siguiente iba a ser desahuciada y que no tenía donde llevar a sus hijos. “Si lo llego a saber, protesto antes”, decía, poco después de conseguir las llaves de un piso propiedad de la Junta de Andalucía en la barriada de Las Margaritas. Rocío Flores, su marido y sus dos hijos de tres años y diez meses, pagarán un alquiler social de apenas 38 euros. Ayer por la mañana abonaron el primer mes. Ahora, esperarán un par de días en la pensión en la que viven, gracias a la ayuda económica de nuevos amigos voluntarios que le han echado una mano tras conocer su acción en el Pleno. Su nueva casa tiene que ser pintada antes de poder habitarla.

“Ahora mismo estoy en una nube, sobre todo después de tanto luchar”, explicaba Rocío, que ha superado una adjudicación para esta vivienda social a la que se ha presentado otra treintena de familias.

Su situación económica, sin embargo, sigue siendo crítica. Con dos hijos pequeños y sin ingresos, apenas sacan para pagar el alquiler social de su nueva casa vendiendo ajos por la calle para sobrevivir. Antes, tenían un alquiler de 350 euros al mes que no podían pagar. Acumularon cinco meses hasta que la situación se volvió insostenible. El pasado 25 de septiembre, dos funcionarios de los juzgados de Córdoba acudieron a la vivienda, cambiaron la cerradura y certificaron que Rocío y su familia se habían marchado. Habían metido todas sus cosas en un turismo pequeño y entre lágrimas decía que no sabía dónde iba a pasar la noche.

La historia de Rocío se hizo muy mediática después de su intervención y posterior desalojo durante el Debate sobre el Estado de la Ciudad del mes de septiembre. A mitad del discurso del alcalde, José Antonio Nieto, la mujer se puso en pie y comenzó a gritar que al día siguiente y que nadie le hacía caso. “¿Cuál va a ser mi futuro, señor alcalde?”, gritaba, a la vez que era desalojada por dos policías locales, cumpliendo órdenes del presidente del Pleno, Luis Martín.

Poco después, por la tarde, Rocío recibió la llamada del Ayuntamiento. Le ofrecían plaza en el Centro de Transeúntes de Campo Madre de Dios mientras se resolvía su solicitud para acceder a una vivienda social. Rocío competía, junto a otras 37 familias más, por acceder a una vivienda social de la Junta de Andalucía. Esta única vivienda le ha sido adjudicada en un acto público el pasado 4 de octubre. Rocío rechazó la oferta de ocupar una plaza en el centro de transeúntes, al considerar que no era el lugar adecuado para dos niños, sobre todo para uno de solo diez meses.

Ayer por la mañana Rocío y su marido volvieron a cargar las cosas en su coche. Mientras los pequeños estaban en el colegio se mudaron y abandonaron la pensión que se había convertido en su hogar durante estas últimas semanas.

Rocío ya estuvo viviendo literalmente en la calle durante la pasada Navidad. Entonces, junto a otro matrimonio, acamparon a las puertas del Ayuntamiento para conseguir una vivienda social. No lo lograron hasta que han protagonizado la protesta en el salón de plenos. Por eso, Rocío anima a más familias a que “hagan como yo, a que luchen, que la gente salga y haga lo necesario para conseguirlo”.

Etiquetas
stats