Denuncian ante la Fiscalía la falta de material de protección de las trabajadoras de Ayuda a Domicilio municipal

Una caja de guantes | PIXABAY

El sindicato UGT de Córdoba va a presentar este próximo lunes una denuncia ante la Fiscalía contra la empresa que presta el servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de la capital, Servisar Servicios Sociales S.L., por la “falta de material de protección para las trabajadoras” durante toda la pandemia del coronavirus.

El sindicato denuncia que, desde antes del comienzo del estado de alarma por el Covid-19 y hasta ha actualidad, las trabajadoras del servicio municipal de Ayuda a Domicilio no han contado con el material de protección adecuado y que este ha sido insuficiente para el desarrollo de su tarea con personas dependientes y ancianos a lo largo de todo este tiempo, según ha avanzado Radio Córdoba y ha confirmado a este periódico el secretario de Sanidad de UGT Córdoba, José Juan Fernández.

Desde UGT explican que las trabajadoras de este servicio -unas 950-, “han estado totalmente expuestas” al Covid-19 ya que “no se les ha facilitado los medios y el material para prevenir los contagios”, tanto de las empleadas como de las personas a las que han atendido, que son “personas con una alta sensibilidad, por sus patologías y por su edad”, a un posible contagio. Estos hechos son los que se presentan en la denuncia que el sindicato ya tiene elaborada y va a presentar en la reanudación de las tareas presenciales en los juzgados.

Fernández expone cómo, al inicio de la pandemia, han convivido con “una gran escasez” de mascarillas y guantes. “Les han llegado a dar dos mascarillas para 14 días”, denuncia sobre el material que, de esta manera, “no era un protección real, al tratarse de mascarillas higiénicas y no poderse reutilizar”.

Varios pacientes en distintos domicilios

UGT denuncia que al principio no contaban con ningún material -“se podía entender en un momento puntual cuando había una demanda mundial de mascarillas”-, pero esta escasez ha proseguido hasta la actualidad, asegura. “Ahora les dan un mascarilla al día, pero tiene una vida útil de 3 o 4 horas y una trabajadora atiene cada día a varios pacientes en distintos domicilios” en un horario muy superior.

El representante sindical explica que la denuncia ante la Fiscalía pone sobre la mesa la necesidad de “salvaguardar la salud de las trabajadoras” y apunta directamente a la empresa que tiene adjudicado el servicio municipal, ya que “es la empresa quien debe facilitar el material de protección a las trabajadoras”. No obstante, indica que “el Ayuntamiento también tiene responsabilidad como prestatario del servicio”.

UGT ya había denunciado anterioremente esta situación ante la Inspección de Trabajo por la escasez del material de protección y su baja calidad, además de ponerlo en conocimiento de los Servicios Sociales del Ayuntamiento, de quien depende la prestación del servicio.

Fernández añade que, “aunque no contamos con datos oficiales, que hemos solicitado a la empresa y también a la Junta de Andalucía, sí hemos tenido conocimiento de casos positivos o de cuarentenas en aislamiento por coronavirus” entre las trabajadoras de la Ayuda a Domicilio municipal.

Etiquetas
stats