Denuncian dos agresiones a funcionarios de la prisión de Córdoba en una semana

Prisión provincial de Córdoba | MADERO CUBERO

La Asociación Tu abandono me puede matar ha denunciado este martes dos agresiones sufridas por funcionarios de la prisión de Córdoba en menos de una semana. Según indican en una nota, la primera tuvo lugar el pasado miércoles 12 de junio en el Módulo 4, donde “un interno con antecedentes de gran violencia y de forma agresiva, la emprende a golpes, sin mediar palabra con el funcionario del departamento que intentaba calmarlo mientras amenazaba e insultaba a otros internos alterando el orden regimental”.

Según señalan, “gracias a la eficaz intervención de varios compañeros que acudieron en su auxilio y de los propios internos del departamento que apoyaban al funcionario, pudieron salvar la situación quitándole de encima al interno agresor”.

Como resultado de esta agresión, dos funcionarios de la prisión fueron trasladados al hospital San Juan de Dios de Córdoba, para ser valorados por los servicios de urgencias y “con lesiones en brazos, hombros,  espalda y piernas”.

La segunda agresión tuvo lugar en la tarde de este lunes 17 de junio, en el módulo 14, “uno de los más conflictivos del centro penitenciario”. “Al cierre de la población reclusa, un interno se negó a subir a celdas y al ordenarle que cumpliera con dicho acto regimental, la emprendió a golpes con los funcionarios de la unidad”, relatan los denunciantes.

Como consecuencia de esta última agresión, “resultan heridos tres funcionarios que necesitan ser atendidos en los servicios de urgencias del Hospital San Juan de Dios, con lesiones en cuello, piernas y brazos”.

“Este es el día a día en una prisión y los que trabajamos dentro lo sabemos de primera mano. Las prisiones son un autentico polvorín, donde la chispa puede saltar en cualquier momento, como ha sucedido con estas dos últimas agresiones”, aseguran.

La asociación denuncia estos hechos y “responsabilizamos de ellos a las autoridades penitenciarias que lejos de dar solución a los problemas tan graves que tenemos, hacen oídos sordos a las reclamaciones que llevamos haciendo durante mucho tiempo, a la vez que miran hacia otro lado”.

“A pesar de trabajar en un medio tan hostil como es una prisión, los trabajadores penitenciarios no tenemos la condición de agentes de la autoridad, que debe ser inherente a este trabajo. Plantillas insuficientes, y mermadas por el periodo vacacional, lo que agrava aún más la situación. Falta de medios materiales, porque ante estos casos de violencia solo llevamos como mucho un bolígrafo y muchas veces ni eso. Formación nula por parte de la Administración Penitenciaria, con unos cursos de pocas horas que no sirven para nada y de los cuales tienen el monopolio, los sindicatos más representativos”, denuncian y hacen un llamamiento a las autoridades para poner fin a esta situación.

Etiquetas
stats