La demanda de cemento sufre su mayor retroceso de los últimos meses

Imagen de la Cementera Cosmos | ALEX GALLEGOS

El índice de Demanda de Cemento en Andalucía ha registrado un descenso del crecimiento interanual en el mes de mayo con respecto a abril del 2,2 por ciento, quedando dicho crecimiento interanual en un 11,5 por ciento, y alcanzando en los últimos doce meses analizados --desde junio de 2017 a mayo de 2018-- un consumo de 2,3 millones de toneladas.

Así lo recoge el último Barómetro del Cemento, indicador adelantado del consumo de cemento elaborado por el departamento de Estudios de Oficemen, según informa en una nota de prensa la Agrupación de Fabricantes de Cemento de Andalucía.

Por lo que respecta al consumo de cemento por destinos finales durante el primer trimestre de 2018, se observa un aumento “significativo” del 32 por ciento con respecto al mismo período del año anterior en el sector de la edificación. La obra civil, sin embargo, se mantiene estable en “consumos mínimos históricos” con apenas un dos por ciento de incremento en este primer trimestre de 2018.

Por su parte, las exportaciones de cemento y clínker continúan con su evolución “muy negativa”. Así, al mes de abril, y en términos de año móvil --de mayo de 2017 a abril de 2018--, registraron una reducción del 25 por ciento, alcanzando una cifra de 2,1 millones de toneladas.

Desde la Agrupación de Fabricantes de Cemento de Andalucía apuntan que, como ya venían “anunciando”, “el alto coste eléctrico y energético derivado de la falta de apoyo institucional para la valorización energética de residuos en las fábricas de cemento, el resultado negativo de la subasta del servicio de interrumpibilidad, y el alto precio de los derechos de emisión de CO2, siguen penalizando fuertemente la competitividad de la industria cementera andaluza y española frente a la producción en otros países con mejores costes”.

Etiquetas
stats