Declara ante el juez el médico naturista que dejó en la UCI a una mujer con su tratamiento

Complejo hospitalario de Reina Sofía.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Jaén ha tomado declaración en calidad de investigado a J.J.R.J., el médico naturista implicado en el caso de la mujer de 58 años que, en octubre de 2018, tuvo que ser ingresada en la UCI del hospital Reina Sofía de Córdoba tras someterse a dos tratamientos, uno de los cuales, con punciones en el tórax para extracción de células madre, le produjo un taponamiento cardiaco por la rotura de un ventrículo.

Según se ha informado a Europa Press desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el doctor está siendo investigado como presunto autor de un delito de lesiones por imprudencia. Tras prestar declaración, J.J.R.J. ha quedado en libertad sin ningún tipo de medida cautelar. Ha sido la primera vez desde que ocurrieron los hechos, que el médico ha comparecido en sede judicial para prestar declaración sobre lo ocurrido.

En las diligencias previas abiertas en el juzgado está personada la familia de la mujer, mientras que el Colegio Oficial de Médicos de Jaén mantiene suspendida temporalmente la información reservada abierta a este médico naturista de Jaén hasta que se cierre la investigación judicial.

El médico en cuestión, colegiado como tal en Jaén, fue citado en la Comisaría de la Policía Nacional de Jaén y, tras comparecer, se acogió a su derecho a no declarar, lo que sí ha hecho este miércoles en el juzgado.

Según información trasladada por el doctor en cuestión al Colegio de Médicos de Jaén, la paciente suscribió un consentimiento informado sobre los dos tratamientos a los que supuestamente fue sometida y que eran punciones en el esternón para la extracción de células madre y una hidrocolonterapia de ozono.

Los hechos se remontan al 6 de octubre de 2018, cuando esta mujer fue trasladada desde el Complejo Hospitalario de Jaén al Hospital Reina Sofía de Córdoba como consecuencia, al parecer, de los efectos de dos tratamientos a los que la sometió un médico naturista en Jaén.

La mujer llegó a las Urgencias del Hospital de Jaén acompañada por el médico naturista, y tras un primer reconocimiento, y ante la gravedad de las lesiones, fue trasladada de urgencia al Reina Sofía, donde fue intervenida por el equipo de Cirugía Cardiovascular.

El segundo de los tratamientos, el de ozono rectal, también le trajo consecuencias ya que le ocasionó un neumoperitoneo en la cavidad peritoneal, del que también tuvo que ser atendida. Fue el propio Hospital de Jaén el que puso el caso en conocimiento de la autoridad judicial.

Etiquetas
stats