El CSIF denuncia que la prisión contará este mes con vigilantes privados

Prisión de Córdoba. | MADERO CUBERO
Las prestaciones en los puestos serán de 24 y de 12 horas, según el sindicato

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba ha informado, a través de una nota de prensa, que a partir del mes de octubre un total de 67 centros penitenciarios, incluido el de Alcolea, contarán con vigilancia privada en todos los establecimientos periféricos dependientes de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias, excluyendo los Centros de Inserción Social.

En el 2013 se contrató por parte del Ministerio del Interior a 250 vigilantes privados para hacerse cargo de la seguridad perimetral de los centros penitenciarios, incrementando dichos efectivos a partir de octubre en 550 efectivos, con un total de 800 vigilantes privados que cubrirán unos 203 puestos distribuidos en las 67 prisiones.

“Las prestaciones en los puestos serán de 24 y de 12 horas. El Ministerio del Interior no ha trasladado a los agentes sociales el precio del servicio ni el montante total. Aquellos servicios cuya prestación necesite el uso de arma se le aplicará un sobrecoste y la duración del contrato será de un año, contemplándose la posibilidad de prórroga”, asegura el comunicado del CSIF.

El Sector de Instituciones Penitenciarias de CSIF denuncia que “mientras existe una oferta de empleo privado de 800 trabajadores anuales, la oferta de empleo público para Instituciones Penitenciaria en los últimos años ha sido de 84 empleados para la apertura entre 2009 y 2012 de 14 Centros de Inserción Social (cuya relación de puestos de trabajo de cada centro es de 100 efectivos) y cinco macrocentros”. “La oferta de empleo público es insuficiente para un sector prioritario y para la calidad del servicio que presta este colectivo que pone en riesgo sus vidas por la cantidad de agresiones que padecemos”, recalca el sindicato.

A esta situación “dramática” en recursos humanos que padece Instituciones Penitenciarias, hay que añadir el envejecimiento paulatino de las plantillas, que ronda una media entre los 48 y 58 años. “El sistema penitenciario está abocado a un fallo en el sistema por falta de recursos humanos”, avisan desde CSIF.

CSIF entiende que prevalecen los intereses económicos a una buena gestión de los recursos humanos de la Institución Penitenciaria, con un gasto público para empresas privadas que es “totalmente inaceptable”, “máxime cuando en el anteproyecto presupuestario 2015 se está barajando la tasa de reposición en la Función Pública en el entorno del 50% solamente para sectores prioritarios”.

Etiquetas
stats