Córdoba mantiene todas sus plazas para menores extranjeros a pesar de la reorganización anunciada

Una asistente con dos chicos en un centro de menores.

Córdoba no va a perder ninguna de las plazas subvencionados de menores extranjeros no acompañados. El anuncio de que la Dirección General de Infancia de la Consejería de Igualdad no iba a renovar 142 de las 792 plazas actualmente en funcionamiento bajo este modelo de subvención no va a tener efectos en Córdoba.

Así lo indican a este periódico fuentes de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, que remarcan que Córdoba cuenta con 24 de estas plazas subvencionadas, definidas como “dispositivos específicos de inserción sociolaboral para menores migrantes”. Hasta el año pasado, estas plazas se pagaban vía subvención del Gobierno central, pero este año el coste “lo está asumiendo la consejería”, indican las fuentes, que defienden que el modelo de subvención “está dando unos resultados altamente satisfactorios”.

Se trata, explican desde el Gobierno Andaluz, de un modelo “diseñado para atender las necesidades específicas de estos menores” y que ha conseguido “en Andalucía que se reduzcan significativamente los abandonos voluntarios de los centros, la práctica desaparición de conflictos entre los menores y de éstos con el entorno, así como en gran medida también el rechazo que, lamentablemente, tuvieron que sufrir estos chicos en algunos barrios y ciudades en el pasado”.

Se refieren, evidentemente, a las manifestaciones que convocó Vox el año pasado en la puerta del Complejo Los Santos, que gestiona la Fundación SAMU en Lucena, y que acoge a la mayor parte de los menores extranjeros que hay en Córdoba, más de una veintena del total de plazas subvencionadas.

De hecho, según apuntan varias fuentes de organizaciones que trabajan con menores e inmigrantes, la sensación es que la gran mayoría de los menores extranjeros que lleguen a la provincia lo harán bajo este modelo en el centro de Lucena, gestionado por la primera entidad del país en la atención y acogida de los llamados Mena.

Estas fuentes aclaran, en la línea de lo transmitido por la Junta, que no se han producido traslados de menores extranjeros que están en centros mixtos -con otros jóvenes de nacionalidad española-, si bien recuerdan que en noviembre cerró el centro Despertares, uno de los más antiguos de Andalucía, y que se había dedicado durante años a trabajar en la integración de chicos de este perfil.

“Aparte de ese cierre, en Córdoba los centros de menores no han cerrado plazas subvencionadas. Los públicos, el centro Lucano, de Cerro Muriano, y el Juan de Mairena tienen menos menores extranjeros pero no se les han reducido plazas. La gran mayoría acabarán en el centro de la Fundación SAMU”, indica una de las fuentes -que prefiere permanecer en el anonimato- en referencia al complejo de Lucena.

Córdoba cuenta con 170 plazas para acogimiento residencial de menores (nacionales y extranjeros)

En cuanto a los extranjeros que cumplen mayoría de edad en estos centros, desde la Junta han señalado que, a nivel andaluz, se ha firmado un contrato de emergencia con 150 plazas por valor de 898.000 euros y que ya están reubicados en estas plazas desde el 1 de junio. Ninguna de estas plazas de emergencia se han creado en Córdoba, donde, según han indicado desde el Gobierno Andaluz, ya había disponibles.

Según los datos que facilitó la Junta de Andalucía en febrero, la provincia cuenta con 170 plazas para acogimiento residencial de menores (nacionales y extranjeros), que se encuentran prácticamente ocupadas. En concreto, las plazas se distribuyen en los tres centros de protección de menores propios de la Junta de Andalucía (75 plazas), otras 70 plazas en centros concertados y las 25 del centro de Lucena. Además, Córdoba cuenta con 51 plazas de mayoría de edad de alta intensidad para extutelados que cumplen 18 años.

Etiquetas
stats