Civitatis lanza una nueva guía de Córdoba

Turistas en el patio de los Naranjos de la Mezquita Catedral | MADERO CUBERO

Córdoba es una ciudad plena de atractivos, que atrae todos los fines de semana turismo procedente de todo el mundo para disfrutar de sus monumentos, gastronomía y vida en la calle. Para planificar mucho mejor una visita a Córdoba de 24 horas o fin de semana y no perderse ninguno de sus principales museos y monumentos, Civitatis acaba de lanzar una nueva guía.

Qué ver en Córdoba en 24 horas

Según Disfruta Córdoba, la nueva guía de la ciudad andaluza de Civitatis, es posible ver en un plazo de 24 horas sus principales monumentos. Civitatis ofrece una ruta que contempla los atractivos más importantes de la localidad en una corta visita. Entre los monumentos que el turista no se perderá en este viaje, siguiendo la guía de Civitatis, destacan:

La Plaza de las Tendillas. Se trata del lugar de encuentro más popular entre los cordobeses y visitantes, donde tomar unas copas, hacer compras o dar un paseo. Esta plaza representa el límite entre el casco histórico de la ciudad y la zona más comercial. La estatua ecuestre de Gonzalo Fernández de Córdoba, “el Gran Capitán”, preside la plaza.

El Templo Romano. Son los restos arqueológicos mejor conservados de la ciudad. El Templo estaba formado por seis columnas principales y dos laterales y es una buena muestra de la grandiosidad arquitectónica del Imperio Romano. El Templo fue construido en el siglo I D.C.

Plaza de la Corredera.

Es la única plaza mayor cuadrangular de Andalucía y se encuentra en el centro de Córdoba. Entre sus edificios cabe mencionar el Mercado de Sánchez Peña y las Casas de Doña Ana Jacinto. En 1981 fue declarada Bien de Interés Cultural.

El barrio de la Judería está compuesto por laberínticas, estrechas y bellas calles. Los expertos recomiendan recorrer este barrio al caer la tarde. Como su propio nombre indica, esta zona fue la residencia de los judíos de Córdoba, entre los siglos XIII y XV. En el centro del barrio se encuentra la Plaza de Maimónides, donde se encuentra hoy en día la sede del Museo Taurino. Además, la sinagoga también merece una visita. Y la Calleja de las Flores es uno de los emblemas de la ciudad: sus edificios blancos con macetas azules llaman siempre la atención de los visitantes.

El Puente Romano. Construido en el siglo I A.C., tiene entre sus recientes honores haber sido uno de los escenarios de la popular serie “Juego de Tronos”. Este puente une el Barrio de la Catedral con el Campo de la Verdad.

La Torre de la Calahorra. Se trata de una fortaleza islámica emplazada en uno de los extremos del Puente Romano. Fue construida por los musulmanes para defender la ciudad y, originalmente, constaba de dos torres. Una tercera torre fue levantada en el siglo XIV por parte de los cristianos. En el siglo XVIII el edificio se convertiría en una cárcel.

La Mezquita-Catedral de Córdoba es el monumento más visitado de la ciudad y el más famoso mundialmente. Fue declarado en 198 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su fama es merecida pues trece siglos de historia contemplan sus maravillosas estancias, que han sido lugar de culto para civilizaciones de visigodos, musulmanes y cristianos. La Mezquita tiene cinco puertas principales, 1.300 columnas y 365 arcos de herradura. Y es la única mezquita del mundo que tiene en su interior una catedral. El Patio de los Naranjos está dividido en tres partes por fuentes o aljibes y, durante la ocupación musulmana, alrededor de este espacio se realizaban tanto tareas de enseñanza como de administración o justicia.

Para conocer todos estos monumentos y muchos otros en vuestra visita a la ciudad, podéis acceder a la guía aquí: Disfruta Córdoba.

Mayo en Córdoba

Uno de los mejores meses del año para visitar Córdoba es mayo, pues en él tienen lugar dos celebraciones clave para la ciudad: las Cruces de mayo, el Festival de los Patios Cordobeses y la Feria

de Córdoba.

Las Cruces de Mayo tienen lugar en la primera semana del mes de mayo y se trata de un concurso muy popular. La tradición es cristiana, y consistía en sacar las cruces de las iglesias y decorarlas con flores de vivos colores para celebrar la llegada de la primavera. Hoy en día, peñas y asociaciones compiten para lograr las cruces más bellas decoradas.

El Festival de los Patios es otro concurso en el que los propietarios de viviendas adornan sus patios con macetas de colores, flores y otros elementos de decoración artesanales.

Por último, la Feria de Córdoba llena en la última semana de mayo la ciudad de casetas, flamencas, jinetes y fiesta. En el Arenal, a orillas de Guadalquivir, se emplaza esta feria, donde llegan a reunirse cada año más de un centenar de casetas.

Etiquetas
stats