'Ciudad Moribunda': el perfil de Instagram de la Córdoba posapocalíptica que ya existe

Perfil de Ciudad Moribunda | INSTAGRAM

Según Enrique, el creador del perfil de Instagram Ciudad Moribunda, lo que motivó su apertura fue la sensación de que lo que veía en las series y películas no era tan diferente de lo que podía apreciar en su mismo barrio de Córdoba, a unos metros de su casa, detrás de una persiana echada.

Ciudad Moribunda es como cuando ves una película posapocalíptica y flipas, sin darte cuenta de que tu barrio no está tan lejos de ser Mad Max”, señala este diseñador web que, tras el confinamiento, comenzó a subir fotos de locales y espacios abandonados de Córdoba a la red social, sin saber si quiera que lo que hacía tenía un nombre.

Porque esta modalidad de fotografía se denomina Urbex, que engloba cualquier tipo de iniciativas de exploración urbana que buscan arrojar algo de luz sobre edificios o espacios que hace tiempo que dejaron de estar en uso y que, como decía un personaje de The Wire sobre los frascos vacíos de droga, es imposible andar por la ciudad sin pasar por delante de uno. Son “soldados muertos” del capitalismo depredador, urbanístico y comercial.

Una carnicería decorada de azulejos rotos; una mercería grafiteada; un cartel a medio borrar que anuncia un centro comercial que hace décadas que no existe; una bombonería en alquiler; un bingo de la era pre-Codere; y los cines, el Isabel La Católica y el Cine Alcázar, una hucha de recuerdos estéticos que siguen en pie esperando a que les haga ojitos una cadena de supermercados alemana.

Todo esto y más se puede ver en un perfil que nació con la simple premisa de mostrar una realidad y, de paso, poder publicar los versos del autor del perfil bajo pseudónimo, pero que ahora está abierto incluso a aportaciones de quien se sienta apelado por la iniciativa.

¿Y la belleza? ¿Hay belleza en estas imágenes? Enrique cree que no. “Yo no percibo belleza. Percibo decadencia. Y familiaridad. El éxito del perfil es que la gente lo ha visto familiar y se reconoce en los espacios”, afirma el joven, que nos cede unos de sus recuerdos: “Para mí el Isabel la Católica significa ver Independence Day”.

Enrique reconoce que le ha sorprendido que el perfil haya suscitado interés -ya ha sido reseñado en la revista digital Fronterad- y que reciba mensajes de gente que le anima a seguir con el Urbex e incluso le recomiendan sitios que visitar, como el antiguo matadero de la carretera de Trassierra, que en los últimos años ha vuelto a la vida como espacio donde se han celebrado algunas raves de música electrónica.

Sin embargo, quizá no haga falta irse tan lejos. Seguramente la propia crisis en la que estamos inmersos siga propiciando cierres de negocios históricos para los que el tiempo se detenga este 2020, y que pasen a engrosar el archivo de Ciudad Moribunda.

Etiquetas
stats