¿Te casas? Últimos consejos antes del día de la boda

Una boda.

Estamos en plena temporada alta de bodas. Son muchas las parejas que escogen el verano para formalizar su relación por el buen tiempo, el ambiente festivo y la coincidencia con vacaciones. Si eres de los que se casa este verano, te proponemos algunos consejos para una boda perfecta.

Organizar una boda puede resultar una tarea agotadora, hay muchos aspectos que tener en cuenta, muchos preparativos y muchos servicios que coordinar en un mismo día. Sin embargo, el día de la boda es uno de los más especiales que cualquier pareja puede vivir en su vida. Es un día de fiesta en el que se celebra el amor rodeado de todos los seres queridos de los novios. Precisamente por eso, es importante que no te arriesgues en el último momento. Si queda poco tiempo para tu boda ¡atento a estos consejos! 

Organiza una fiesta preboda para presentar a los invitados

 En casi todas las bodas viene gente de fuera. Nadie quiere perderse vuestro gran día, vuestros amigos y familiares se desplazan a vuestro encuentro desde cualquier lugar del mundo. Muchas veces, las respectivas familias de los novios ni siquiera se conocen antes del enlace. Por lo que una de las mejores ideas y más divertidas antes de una boda es organizar una pequeña fiesta para romper el hielo. Así, de una manera distendida, la familia y amigos de un lado y de otro se pueden conocer y os asegurais que todo el mundo se sienta lo más cómodo posible el día de la boda. 

No hagas experimentos antes del gran día 

Llevas organizando la boda mucho tiempo y has tenido tiempo para ponerte en forma, hacer tus tratamientos de belleza y conseguir el peinado perfecto. Así que no esperes a la víspera de la celebración para hacer experimentos con tu pelo o con tu piel. Nada de cremas milagrosas, cortes de pelo de último momento, remedios caseros para un granito o mancha inoportunos… Piensa que el día de tu boda vas a contar con todo un equipo que te hará estar radiante. Todo va a salir bien así que ¿por qué estropearlo con una reacción alérgica de último momento o un arreglo de pelo equivocado? Piensa en frío y no dejes que los nervios te jueguen malas pasadas.

Relájate y descansa

No hay nada peor que unos novios con ojeras. Es evidente que el día anterior a tu boda hay mucho en lo que pensar pero es imprescindible dedicarte unas horas a ti, tranquilizarte, hacerte un buen masaje o darte un baño relajante. Respira hondo porque, después de tantos meses de preparativos ahora solo queda lo mejor. Dormir bien la noche previa al gran evento es muy importante. El día siguiente será largo e intenso y tienes que mostrar tu mejor cara y levantarte con energía. Vete a dormir temprano y mantén tu rutina habitual, al día siguiente lo agradecerás. 

Aléjate de los atracones pero desayuna bien 

¿Has oído hablar los atracones por estrés? Los novios son carne de cañón en el día previo a la boda. Es un error irte a dormir con el estómago lleno, en primer lugar porque puede sentarte mal y en segundo lugar porque es posible que no puedas dormirte y descanses peor. Eso sí, por la mañana asegúrate de desayunar correctamente y llenarte de energía. Ponte tu música favorita y coge fuerzas para el día más importante de todos los que has vivido.

En tu boda dedícate a disfrutar

Suele ocurrir que los nervios, la emoción del momento o el querer tenerlo todo bajo control nos hacen olvidarnos de lo verdaderamente importante en una boda: disfrutar. Y más si es la tuya. Es un día que no se repetirá de nuevo y, si estás más pendiente de coordinar a los proveedores, seguir un timing o resolver pequeños imprevistos a la larga lo lamentarás. Céntrate en ti y en tu pareja, en pasar tiempo con tus invitados, de comer, brindar, bailar y de hacer de cada momento algo especial.

Para asegurarte de que todo salga redondo siempre puedes contar con los servicios de un wedding assistant, una figura similar a un planificador de bodas. Su función es estar pendiente de que todo fluya según lo previsto, de que todo el mundo esté cómodo, de gestionar cualquier petición y resolver los contratiempos que puedan surgir sin que te des ni cuenta.

Recuerda lo que te ha traído hasta aquí

Ni más ni menos que el amor. El amor hacia tu pareja y hacia todas esas personas que han vivido junto a ti la gran aventura que habéis compartido. Por eso, no hay nada más esencial que vivir la experiencia junto todos ellos, agradecerles el acompañarte y demostrarles en un día tan especial lo importantes que son para ti.

Etiquetas
stats