La calidad del suministro eléctrico empeora en Córdoba

Una imagen de la calle María Auxiliadora a oscuras.

La calidad del suministro eléctrico está empeorando en Córdoba. No a unos niveles dramáticos, pero sí que empiezan a ser preocupantes. Según el último informe disponible de la Agencia Andaluza de la Energía, el Tiepi (Tiempo de Interrupción Equivalente de la Potencia Instalada) no ha dejado de subir. Pero, ¿qué es el Tiepi y porqué sube tanto en la provincia de Córdoba?

El Tiepi indica el número de horas que los hogares cordobeses han estado sin suministro eléctrico a lo largo del año por causas achacables a las distribuidoras. En 2017, en Córdoba el Tiepi fue de 1,49 horas (un dato muy similar al nacional y al andaluz), pero que ha aumentado en un 17% solo en el último año. Es decir, ha habido más apagones que en el año anterior. No obstante, los datos son mejores a los de 2012 y 2013, cuando este índice se disparó a niveles preocupantes.

La legislación eléctrica obliga a las empresas distribuidoras a compensar económicamente a los consumidores cuando les interrumpen el suministro (cortes de luz). La continuidad de suministro es tan buena que el importe total de estas compensaciones es insignificante, según destacan todos los expertos.

No obstante, y ante este repunte en el número de apagones en Córdoba y provincia, Endesa tiene previsto llevar a cabo varias inversiones para mejorar las instalaciones eléctricas, según detalla en un amplio informe la Agencia Andaluza de la Energía.

Entre el 2019 y el 2021 Endesa tiene previsto invertir 73 millones de euros en mejorar las infraestructuras eléctricas en la provincia de Córdoba. La gran inversión del próximo trienio es la construcción de una nueva subestación eléctrica en Palma del Río, con una potencia de 132 kilovatios. En Palma del Río la construcción de su hospital lleva aparejada la construcción de otra subestación en la zona de Mataché, que también dará servicio a una zona residencial. También se construirá otra subestación en Pozoblanco, en la zona de Daniel Torres.

En Córdoba capital, Endesa prevé dos grandes inversiones. Una con la transformación de la subestación de Casillas, y otra en la de Gran Capitán, para mejorar el abastecimiento y suministro de la zona del centro de la ciudad.

Endesa ha invertido en sus infraestructuras de la provincia 389 millones de euros entre el 2004 y el 2016. Al principio de este periodo fue cuándo reforzó su inversión, ante los múltiples apagones que se estaban produciendo en la zona Sur de la provincia.

¿Cómo es la red eléctrica en Córdoba?

La red de transporte de energía eléctrica se divide, según su función, en red de distribución (de menor tensión, en general inferior a 220 kV) y red de transporte. La red de transporte se divide a su vez en red de transporte primario (400 kV) y red de transporte secundario (220 kV). Las infraestructuras eléctricas para el suministro de la provincia de Córdoba se apoyan en la red de transporte que la conecta con la zona de Sevilla, Málaga y Jaén, a través de líneas de 220 kV y 400 kV, y en la red de distribución de 132 kV.

Córdoba divide su red eléctrica en tres zonas: el Norte de la provincia, la capital y el Sur. En el Norte, todos sus municipios se alimentan principalmente desde la subestación de distribución Puente Nuevo. “Esta zona es la más deficitaria desde el punto de vista de la red eléctrica de alta tensión encontrándose la red existente a su plena capacidad. Sería deseable tener apoyo a la distribución desde la red de transporte”, señala el informe de la Agencia Andaluza de la Energía.

El área metropolitana de Córdoba se alimenta desde las subestaciones de 220 kV Casillas y Lancha. En distribución existe un anillo de 132 kV que alimenta a las subestaciones desde la que parten las redes de media tensión. El crecimiento de la demanda en la ciudad exige el desarrollo de nuevas infraestructuras. En la actualidad se está ejecutando un Plan de Infraestructuras asociado al desarrollo del PGOU, expone el documento.

La zona sur de la provincia se encuentra alimentada exclusivamente por redes de distribución, basadas en infraestructuras de 132 kV (SETs Patamulo, Puente Genil, Lucena, Baena, Iznájar, Egabrense, Espejo) y 66 kV. “Dada la actividad y proximidad, sería deseable tener apoyo a la distribución desde la red de transporte”, concluye el informe.

Etiquetas
stats