Aprobado el nuevo callejero de Córdoba: Cruz Conde se llamará Foro Romano y Vallellano, Del Flamenco

Rótulo de la Avenida del Conde de Vallellano | TONI BLANCO

No sin polémica (los cuatro concejales del PP han abandonado la sesión), el consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo ha aprobado este miércoles la nueva nomenclatura de las calles franquistas de Córdoba. Los puntos han salido adelante sin la presencia de los representantes del PP, que han abandonado la sesión en cuanto ha sido rechazada su propuesta de dejar sobre la mesa el asunto hasta alcanzar un mayor consenso. Ciudadanos ha apoyado la propuesta del PP pero no ha abandonado la sesión.

El consejo rector ha decidido el cambio del nombre de un total de 13 calles, con el voto a favor del PSOE, IU y Ganemos, y la abstención de Ciudadanos. Así, la plaza de Cañero pasaría a llamarse de los Derechos Humanos, la calle Cruz Conde será Foro Romano y Conde de Vallellano se convertirá en Avenida del Flamenco. Además, José María Pemán se transformará en Corto Maltés, Cronista Rey Díaz en Librero Rogelio Luque, Joaquín Benjumea en Párroco Bartolomé Blanco, Periodista Aguilera en Las Pulidoras y Poeta Antonio Arévalo en Ana Claro Fuentes.

Además, también cambiará el nombre de la calle Periodista García Prieto por Carmen López Román, Poeta Francisco Arévalo por Ángela Romero de Torres, Fernando Fernández Martínez por Manolo Rubia, Periodista Quesada Chacón por Avenida La Letro y Joaquín López Huici por María Cerrato, según lo aprobado en el consejo rector de la Gerencia.

Los miembros del consejo rector de Urbanismo han debatido los 55 nombres que fueron seleccionados por el Consejo del Movimiento Ciudadano tras un proceso participativo en el que se recogieron propuestas de los consejos de distritos y vecinos. De ellos, han elegido los 13 nuevos nombres que formarán parte del callejero para sustituir a los que actualmente mantienen relación con el franquismo, tal y como aprobó el Pleno en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

El proceso seguirá su camino para poder modificar los rótulos de las calles a finales de año, según avanzó el gobierno municipal, proceso que de momento no se ve interrumpido por las denuncias en los tribunales del cambio de nombre de la Plaza de Cañero y la calle Cronista Rey Díaz.

Protesta del PP

Los populares han abandonado el consejo rector después de que no saliese adelante su propuesta de aplazar el cambio de los nombres. “No compartimos ni el tiempo ni las formas”, denunció el viceportavoz popular, Salvador Fuentes, que ha reclamado que se constituya una comisión con los portavoces de los grupos municipales “para alcanzar el consenso más amplio posible”. De hecho, sostiene que hay acuerdo en al menos ocho de las 13 calles cuyo nombre se cambia ahora.

Reacciones de IU, PSOE y Ganemos

Los responsables de IU, PSOE y Ganemos mostraron su “orgullo” por lo que han considerado “un día histórico” con el cambio de rotulación de las calles franquistas. “Esto es histórico. Por fin”, dijo el presidente de la Gerencia, Pedro García. Alba Doblas, también de IU, sostuvo que “todas las propuestas adoptadas forman parte del elenco del consejo del Movimiento Ciudadano” y que la iniciativa ha tenido un alto consenso. “Se ha buscado el equilibrio entre mujeres y hombres, con primacía de nombres abstractos para evitar cuestiones con la redenominación”, detalló la concejala. “Todo está aclarado, consensuado y aceptado. No existe mayor consenso que el que propone la ciudadanía. Lo demás es querer darle vueltas a marear la perdiz”, sostuvo en relación a la propuesta de un PP del que dijo que tiene “alergia a la democracia” y “un apego demasiado evidente a la dictadura”.

Por su parte, la concejala del PSOE Carmen González señaló que “es un día histórico” cuando “ves que realmente cambian las cosas en la ciudad y vamos a convertir el callejero en algo más justo, democrático y que todos paseáramos por nuestras calles cómodos”. “Ojalá sigamos dando más pasitos. Queda mucho por recordar”, expresó.

Los concejales de Ganemos Córdoba, Rafael Blázquez y Vicky López, se mostraron “muy orgullosos” con el cambio de la nomenclatura. “Es un gran momento y un paso importante en el cumplimiento de una deuda moral, histórica y legal en esta ciudad. El proceso ha sido exquisito. Ha habido participación”, destacó Blázquez. “Lo que nos hemos planteado en todo momento es intentar conciliar al máximo que fuese consensuado” e “inclinar la balanza sobre el número de mujeres”, dijo.

Etiquetas
stats