Aparecen restos de muros medievales en las obras de la cafetería del Palacio de Congresos

Restos de la muralla medieval hallados en el Palacio de Congresos | ALEX GALLEGOS

La obra de la segunda fase del Palacio de Congresos de la calle Torrijos avanza a buen ritmo a pesar del hallazgo, hace unas semanas, de unos restos arqueológicos en la zona donde se va a ubicar la cafetería del edificio, que ha visitado este lunes el delegado provincial de la Junta, Antonio Repullo.

Según ha podido saber este periódico, los restos hallados corresponden a las cabeceras de unos antiguos muros medievales. El arqueólogo provincial de la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, Alejandro Ibáñez, ha aclarado que no es un hallazgo destacable, si bien se va a proceder a hacer la obra de manera que no se vean afectados, aunque no cree necesario dejarlo a la vista o integrarlo.

Por su parte, Antonio Repullo, y de Empleo y Economía, Ángel Herrador, han comprobado esta mañana el buen ritmo de las obras de la segunda fase, que se iniciaron el 5 de febrero. Las primeras semanas, y hasta la llegada del parón de 15 días provocado por el coronavirus, las tareas se centraron en labores de limpieza y desalojo de mobiliario, así como derribo de paredes y desescombro de distintos espacios de esta segunda fase.

Una vez instalada la grúa a primeros de mayo, se pudo comenzar con el grueso de la obra. Esta instalación, debido a sus dimensiones, ha necesitado la construcción de una losa de cimentación de 7 x 7 metros para su colocación. Repullo ha destacado la importancia de esta obra calificándola de “esencial” para la provincia y la ciudad de Córdoba y ha incidido en que “ninguna obra de la Junta de Andalucía ha sufrido ningún parón debido a las consecuencias de la Covid-19”.

El delegado de Gobierno ha querido resaltar la colaboración que está habiendo entre todas las administraciones, así como la cooperación entre las distintas delegaciones territoriales de la Junta, que están poniendo todo de su parte para que esta obra siga el curso que se merece.

Por su parte Herrador ha destacado que a pesar de las circunstancias sobrevenidas por el coronavirus o de la ralentización de algunos trabajos afectados por el descubrimiento de restos arqueológicos, como los encontrados en el suelo de la cafetería o el forjado de madera descubierto en la nueva sala Beatriz Enriquez, los trabajos van a buen ritmo “y todo ello siguiendo escrupulosamente las medidas que marca la normativa tanto en el tema de higiene como de procedimientos de trabajo y con la supervisión y seguimiento en todo momento de una arqueóloga”.

El responsable territorial ha explicado que el plan de trabajo ha hecho que las tareas previstas para esta segunda fase se hayan iniciado en el patio italiano y espacios aledaños, como la casa del guarda. Allí, se ha hecho la demolición completa de todos los tabiques, así como picado de revestimientos y solería. El techo madera se ha preparado para su restauración, creando un espacio diáfano donde se ubicarán las oficinas del actual concesionario.

Por su parte, en el Patio Italiano se ha demolido toda la galería (cubierta) característica de este espacio y el cuerpo de escalera, cocina y almacen ahora en proceso demolición. En la Cafetería se ha demolido todos los revestimientos en paredes, techos y suelos y se ha realizado una pequeña excavación con la intención de instalar un forjado sanitario para evitar las humedades en muros, ya que este espacio se sitúa en la cota más baja del Palacio.

En sala Julio Romero de Torres se han protegido los frescos y se ha picado todo el revestimiento de las paredes restantes. Se realizará una restauración completa de todos los paramentos y se intervendrá en el suelo. En Ambrosio de Morales se ha levantado el pavimento y se ha retirado la bóbeda de escayola obteniendo más amplitud y altura para esta sala.

Del resto de obra destaca el desarrollo de los trabajos en las cubiertas del Palacio con un destejado muy avanzado, y la aparición de un forjado de madera original en la nueva sala que se ha conseguido con esta segunda fase, y denominada Beatriz Enriquez. Se está a la espera del informe técnico pero se contempla su rehabilitación. A la vez se está reforzando el suelo de la sala Juan Bernier.

Segunda fase

El plan de obras de esta segunda fase, que tiene un presupuesto de 5,6 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses, se centrará en el acondicionamiento del espacio alrededor del Patio Mudéjar donde se plantea, al igual que en la zona del Patio Azul, la modernización y rehabilitación de sus dependencias.

Asimismo, y dado que este Palacio ostenta la declaración de Bien de Interés Cultural, se tendrá especial atención con la protección y puesta en valor de los elementos patrimoniales que contiene. En concreto, la restauración interior de la Capilla de San Sebastián y sus retablos y la conservación del claustro del Patio Mudéjar, la continuidad del Adarve y el espacio contiguo a los restos emergentes de la muralla califal.

Etiquetas
stats