Los afectados por el fuego en las chabolas rechazan un alojamiento temporal

Incendio en el asentamiento de chabolas del Cordel de Écija | MADERO CUBERO
Técnicos de Servicios Sociales acudieron ayer al asentamiento del Cordel de Écija y facilitaron ropa, comida y tiendas de campaña a las familias afectadas por el siniestro, que decidieron quedarse allí

Las familias afectadas por el incendio que ayer quemó siete chabolas en un asentamiento en el Cordel de Écija han rechazado alojarse temporalmente en otro lugar y han preferido permanecer en el lugar. Esta mañana, y preguntado por los periodistas, el concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, Rafael del Castillo (IU), ha asegurado que ayer técnicos de su delegación acudieron al asentamiento en cuanto conocieron el incendio. Ante el ofrecimiento de un alojamiento temporal, lo rechazaron y aseguraron que preferían permanecer en el asentamiento.

No obstante, los técnicos se ofrecieron ropa, comida y tiendas de campaña para las siete familias que vivían en las chabolas incendiadas, algo a lo que accedieron con la ayuda de Cruz Roja. Aparte, Del Castillo informó de que técnicos de la empresa municipal Sadeco están “haciendo una evaluación” sobre las condiciones de este asentamiento para ver “cómo limpiarlo” y que sus condiciones no sean insalubres.

El fuego afectó ayer a varias chabolas de un asentamiento en el Cordel de Écija. El servicio municipal de bomberos de Córdoba informó de que la primera llamada de alerta se recibió a las 11:57. Las mismas fuentes señalaban que las llamas pudieron originarse tras la explosión del gas generado por una bombona de butano.

Pese a la espectacularidad del fuego, que pudo ser visible desde cualquier punto de la ciudad de Córdoba, no ha habido que lamentar heridos,. No obstante, al menos siete chabolas resultaron totalmente calcinadas por este impresionante incendio. Las fuerzas de la Policía Local y Nacional desalojaron todo este poblado chabolista, uno de los más grandes de la ciudad, mientras los bomberos daban por controlado el fuego.

En este poblado vive al menos una decena de familias de nacionalidad rumana. Se localiza junto al río Guadalquivir y unas viviendas del barrio cordobés del Sector Sur. El suelo que ocupan es un solar de titularidad pública que no ha sido urbanizado por el Ayuntamiento de la ciudad.

Etiquetas
stats