Acepta cuatro años de cárcel un traficante de cocaína al que se le incautaron armas

Un agente junto al Juzgado de Guardia 24 Horas, encargado de la investigación | MADERO CUBERO

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba ha condenado a cuatro años de cárcel a un hombre acusado de los delitos de tenencia ilícita de armas y contra la salud pública. El procesado, defendido por el abogado David Jiménez Castro, ha aceptado la condena impuesta y ha colaborado tanto con la Policía Nacional como con la justicia. De hecho, finalmente no se desarrolló el juicio y se produjo una conformidad entre la acusación y defensa que hará que este hombre, en prisión preventiva desde la primavera de 2018, pueda abandonar la cárcel por buen comportamiento próximamente.

Los hechos juzgados, y considerados probados, ocurrieron en mayo del año 2018. Como consecuencia de las investigaciones realizadas por el Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía judicial de la Policía Nacional en Córdoba, se tuvo conocimiento de que el acusado pudiera dedicarse a la venta de sustancia estupefaciente y a la vez estar en posesión de armas de fuego, por lo que se iniciaron labores de seguimiento del acusado.

En concreto el día 8 de mayo de 2018, agentes de la Policía Nacional observaron que en torno al domicilio del acusado se acercaban diferentes personas con las que intercambiaban objetos que no se han podido determinar. En concreto, en un portal de la calle Julio Pellicer se identificó a una persona con una bolsita que lleva medio gramo de cocaína.

Con las pruebas suficientes, los policías deciden detener al acusado en la puerta de su domicilio y tras indicarle los motivos por los que van a proceder a su arresto este manifiesta que va a colaborar. De esta manera, los policías suben a su domicilio y el hombre entrega a los agentes diferentes bolsas conteniendo sustancia estupefaciente, una báscula de precisión, una navaja de cachas plateadas, una escopeta con cañones recortados, seis cartuchos de escopeta, un teléfono móvil y 280 euros en efectivo.

En total, en la casa se localizaron casi 30 gramos de cocaína, que alcanzaría un valor en el mercado negro de 3.494,58 euros y estaba destinada a ser facilitada o vendida a terceros para su consumo. “Todos los objetos y dinero intervenidos al acusado en su domicilio procedían del beneficio de la venta por éste de sustancia estupefaciente”, afirman los jueces.

En relación al arma y a la munición ocupada al acusado, se trata de una escopeta de cañones yuxtapuestos con número de serie limado, recamarada para cartuchos de 16 mm y capacitada para el disparo. En el momento de los hechos el acusado era consumidor de sustancias estupefacientes.

Etiquetas
stats