Absuelto uno de los detenidos de la banda del lazo libanés, que robó en cajeros de Córdoba

Un cajero | PIXABAY

El Juzgado de lo Penal número dos de Torrevieja ha concedido la absolución para V. C., investigado en el marco de la operación contra la banda del lazo libanés, un grupo de estafadores especializados en la instalación de cepos en cajeros automáticos, con el objetivo de apropiarse del dinero y las tarjetas de crédito de los clientes. La Policía sigue investigando los cerca de 300 ‘golpes’ que ha llevado a cabo esta banda durante dos años, entre ellos en la ciudad de Córdoba.

Entre las entidades bancarias afectadas se han intervenido cajeros automáticos modificados de Caja Murcia, Kutxabank, CAM-Sabadell, BBKBank-Cajasur y BBVA, si bien, la Policía no descarta que otras entidades hayan podido sufrir modificaciones en los cajeros, por lo que recomiendan precaución a la hora de extraer dinero y notificar a la sucursal si se aprecia algún indicio de manipulación en los mismos.

En este caso, gracias a las cámaras de seguridad instaladas en las sucursales y en los distintos establecimientos colindantes, se ha conseguido identificar a los cabecillas de esta organización y coordinar una operación policial que se ha saldado con cinco detenidos que fueron puestos a disposición judicial por delitos de hurto, robo continuado y asociación criminal.

El despacho penalista ubicado en Madrid, Ospina Abogados, ha ejercido la defensa de uno de los investigados en este procedimiento por el que el Ministerio Fiscal solicitaba más de 4 años de prisión. Juan Gonzalo Ospina, socio de la firma que ha recibido este año el premio al mejor despacho de penal económico de 2019, sostuvo desde el primer momento como línea de defensa que todo se trataba de un error en la identificación del sospechoso por parte de la Policía.

El abogado penalista experto en estafas logró probar durante el juicio la imposibilidad de que su cliente hubiese llevado a cabo la manipulación de los cajeros a las horas y en las ciudades indicadas, pues en todo momento se encontraba en Marbella, ciudad donde residía y trabajaba a jornada completa. Además, Ospina demostró que uno de los sospechosos fotografiados por las cámaras de seguridad de los cajeros, pese a tener rasgos fisiológicos similares, no se trataba de V. C., por lo que solicitó la absolución de su representado.

Ante las pruebas presentadas, el propio Ministerio Fiscal se interesó por el sobreseimiento de las actuaciones, sumándose a la petición del abogado de la defensa, por lo que la magistrada del Juzgado de lo Penal número dos de Torrevieja ha acordado la absolución del investigado.

Etiquetas
stats