Unas 300 personas participan en una reforestación del Bejarano

Uno de los momentos de la reforestación.

Como ya es tradición, este Día de Andalucía unas 300 personas (de los que 50 eran niños) han participado en una jornada de reforestación y restauración del bosque de rivera destruido por la grafiosis en la zona del Bejarano.

La reforestación ha estado organizada por Acción Ecologista Guadalquivir, que ha agradecido a través de un comunicado "el grado de implicación del voluntariado

que se está creando, también el que las familias estén apadrinando arboles de los plantando.

La Reserva Fluvial del Arroyo Bejarano, declarada hace ahora cuatro años, forma parte de un lugar de experimentación a nivel nacional para la recuperación de las olmedas. Luis Gil, catedrático de la Escuela de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid, lleva treinta años investigando para obtener los ejemplares inmunes a la enfermedad. Así han obtenido en la Escuela de Montes madrileña siete clones de ulmus minor tolerantes a la grafiosis, que han sido catalogados por la Administración como material forestal de reproducción cualificado.

"España es uno de los países que más está trabajando para obtener genotipos resistentes, por la variabilidad genética del olmo de aquí", ha asegurado. A lo largo de estos años, también han demostrado que otro tipo de olmo, el ulmus laevis, es una especie autóctona inmune a esta enfermedad. Esta variedad es la que Acción Ecologista Guadalquivir está plantando desde hace ya tres años en el arroyo Bejarano, que figura como uno de los lugares piloto para ver cómo se recupera el bosque de rivera.

Etiquetas
stats