¿Los oligarcas son iguales en todo sitio y lugar?

La concentración de mucho poder (de cualquier índole) en pocas manos, es definida como oligarquía. Las hay especializadas. Otras se definen por su lugar de nacimiento. Las más por los intereses que representan (y defienden). Hubo un personaje perteneciente a la oligarquía catalana llamado Eusebi Güell i Bacigalupi. Toda Cataluña esta rotulada con su apellido. En 1918 fue nombrado con el título nobiliario de Conde Güell por el rey Alfonso III.

Este buen señor era un destacado defensor del catalanismo más exclusivo (y a veces excluyente). Entre sus sueños estaba el impulsar (mecenazgo se le denomina) una Música Nacional de Catalunya. Tras una de las numerosas revueltas y movilizaciones obreras en Barcelona, solicitó la intervención del ejercito (español) para sofocar la rebelión. El ejercito cumplió con la misión. Como agradecimiento regaló una de sus propiedades al rey. El conocido Palacio de Pedralbes, en Barcelona, paso a ser patrimonio real.

Otro reputado representante de la oligarquía catalana, Lluis Millet i Pagès fundó el Palau de la Música. Este representante de la alta burguesía catalana huyó a la Italia fascista durante el desarrollo de la guerra civil. Posteriormente se instaló en la Sevilla de Queipo de Llano. Mientras desarrollaba su negocio de seguros durante el franquismo fundo la institución Omnium Cultural para el impulso de la identidad catalana. Le dio tiempo de formar parte del núcleo fundador de Banca Catalana.

Su hijo Salvador Millet i Muntull fue presidente de La Caixa. Su otro hijo Felix Millet i Muntull ha sido durante muchos años el presidente del Palau de la Música. La fiscalía anticorrupción pide veintisiete años de prisión para él por saqueo de la institución. Anteriormente fue condenado por desvío de fondos para financiar el Partido por la Independencia, dirigido en esos momentos por Ángel Colón y Pilar Rahola (esta última forma parte del recién creado Consejo Asesor de la Generalitat para la transición a un Estado propio).

Felix Millet ha sido uno de los referentes culturales de la oligarquía catalana de las últimas décadas. Le fue entregada La clau de la ciutat por el alcalde Maragall en 1988. Se le concedió La creu de Sant Jordi por Jordi Pujol en 1999. Como presidente del Orfeón Catalán recibió la Orden de Isabel La Católica… Intocable. En su radical defensa salió el verdadero hereu del nacionalismo burgués catalán, Oriol Pujol (hijo de Jordi Pujol). Al poco tiempo ceso en su defensa. A Felix Millet le sustituyó como presidenta del Palau otra conocida representante de la oligarquía catalana, Mariona Carulla. Hija de Lluís Carulla i Canals, fundador de Gallina Blanca y cofundador, junto a Felix Millet i Maristany (¿les suena?) de Omnium Cultural. La familia Carulla ha sido investigada por presunto fraude fiscal y evasión de impuestos del holding empresarial Agrolimen.

La refinada y escrupulosa oligarquía catalana está repleta de nombres propios (y autóctonos): Cadafalch, Costafreda, Bernat, Montaner, Calvet, Folch Rusiñol, Uriach, Ferrer Sala, Alavedra, Garriga… El grupo mediático Godó, cuya cabecera es La Vanguardia,

presidido por Javier Godó, dispone del montante más importante de subvenciones otorgado por la Generalitat. Javier Godó preside, igualmente, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y es miembro del comité ejecutivo de La Caixa.

Todos están detrás del proyecto independentista impulsado por la Generalitat y el nacionalismo conservador. Una parte de la izquierda catalana también. Hay cosas que no termino de entender. Será que no soy un buen estratega político… Por qué se afanan, hasta el agotamiento, en trampear. Entre esta gente tan refinada y los primorosamente peinados que gobiernan en Madrid nos dan un puñado de cebada como si fuésemos un puñado de pollos y gallinas.

Nota: se imaginan ustedes que una parte de la izquierda andaluza apoyase una iniciativa política encabezada por los Domeq, Bohorquez, Sánchez Ramade, Nicolás Osuna, Mora Figueroa, el Duque del Infantado, Fernández de Bobadilla, Benjumea, Ávila Rojas, Gonzalez Byass, Maldonado Taillefer, Medinaceli y demás representantes de la oligarquía andaluza.

Etiquetas
Publicado el
1 de enero de 2014 - 12:50 h
stats