Hasta aquí hemos llegado

Los equipos júnior del Adeba de baloncesto femenino y el Ángel Ximénez de balonmano cierran con un digno papel los Campeonatos de España

Han sido dos de los grandes protagonistas de la temporada en las categorías de formación. Ambos tienen en sus filas a jugadores que en un futuro muy cercano estarán en los conjuntos sénior de sus respectivos clubes. Algunos, quizá, buscando horizontes aún más lejanos. El Ángel Ximénez Puente Genil de balonmano y el Adeba de baloncesto femenino han conseguido cerrar un curso excepcional, logrando proclamarse campeones provinciales y autonómicos con brillantez. Eso les dio el billete para meterse en el grupo de los mejores equipos del país para disputar la fase final de los campeonatos nacionales. En ambos casos no llegaron a la pelea por el podio, pero hicieron historia. En el balonmano pontanés no se conocía una gesta similar desde hace 40 años. En el caso del baloncesto femenino, la última gesta de un doblete -provincial y andaluz- databa de hace 17 años.

La fase final del Campeonato de España Juvenil tuvo lugar en la localidad madrileña de Alcobendas. Allí acudió el Ángel Ximénez para cuajar una participación notable, ya que empató dos partidos y sólo perdió uno. Fue ante el FC Barcelona, el gran favorito, que terminó alzando la copa de campeón nacional. Los pontanenses terminaron en la sexta posición final, un logro extraordinario. Los de Dani Aguilar arrancaron ante el Carabanchel, campeón de Madrid, y terminaron 24-24. En la segunda jornada les tocó cruzarse con el Juanfersa Gijón, con el que igualaron también (28-28). Todo quedó a expensas del partido ante el Barcelona, que llegaba con el pase en el bolsillo después de haber saldado sus dos partidos con victorias. Los pontanos, sin embargo, no pudieron con el rodillo azulgrana y perdieron por 23-36 en el Pabellón de los Sueños de Alcobendas.

El Adeba, por su parte, no pudo superar la fase de grupos en la fase final del Campeonato de España Júnior Femenino de baloncesto, que se está disputando en Guadalajara. Las cordobesas entraron en los grupos de liguilla (32 equipos, distribuidos en grupos de cuatro) con adversarios muy complicados. El poderoso Ros Casares de Valencia, el Celta Selmark y el Binissalem fueron sus rivales y el balance del equipo cordobés fue de una victoria y dos derrotas, saldo insuficiente para seguir adelante. Las chicas de José María Alcántara dieron la cara en todas sus confrontaciones. En el estreno cayeron ante el Ros Casares Valencia (64-74) y en la segunda jornada no pudieron con el Celta Selmark (85-51), quedando ya en la última jornada a expensas de terceros. Su triunfo ante el Binissalem (65-63) sólo le sirvió para evitar el último puesto del grupo, quedando fuera de los cruces de octavos de final.

Etiquetas
Publicado el
14 de mayo de 2014 - 00:18 h