UGT señala en su Asamblea Confederal que el sindicato responde a los retos que se plantean

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez clausura el congreso de UGT en Córdoba

Durante la celebración en Córdoba de la Asamblea Confederal de UGT, distintos dirigentes de las federaciones estatales y de las uniones de comunidad autónoma del sindicato han señalado, en sus respuestas a diversas preguntas realizadas por los más de 2.000 delegados sindicales asistentes, que UGT está dando respuesta a los retos que se plantean en el país, sobre cuestiones como la España despoblada, la desigualdad o la siniestralidad laboral, los retos en el sector industrial, el reforzamiento de los servicios públicos, o cómo avanzar en la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores.

Así, la secretaria general de UGT Extremadura, Patro Sánchez, ha hablado sobre la España despoblada y la ausencia de políticas de cohesión territorial, cuestiones que se han puesto en la “agenda política” gracias a las movilizaciones que se han realizado. Ha defendido que “los ciudadanos tengan los mismos derechos”, al margen de dónde residan, porque cualquier municipio debe tener servicios de transporte, escuelas, asistencia sanitaria, a la dependencia y a la tercera edad, además de servicios bancarios, comerciales, digitales y de telefonía.

Para ello, hacen falta recursos, y “los impuestos no se pueden bajar, porque eso recaerá sobre las personas trabajadoras. Hacen falta inversiones para el desarrollo industrial y tecnológico, sobre todo en el sector rural y agroalimentario. Necesitamos que los fondos Next Generation lleguen a nuestros pueblos. No me queda ninguna duda de que UGT va a estar a la cabeza como garante de la igualdad, del equilibrio territorial, de vertebrar el país de Norte a Sur y de Este a Oeste. Para que nada ni nadie se quede atrás”.

Por su parte, el secretario general de FICA-UGT, Pedro Hojas, se ha referido a la situación del sector agrario, “con un 20 por ciento más de paro y un 25 por ciento más de temporalidad que otros sectores”, y ha recalcado que el sindicato va a vigilar la aplicación del nuevo contrato temporal establecido en la Reforma Laboral y la condicionalidad establecida en la nueva Política Agraria Común (PAC) para mantener a raya la temporalidad. Además, ha reclamado que se vuelva a negociar un convenio estatal para el sector, porque “sin unas condiciones laborales y unos salarios dignos, nadie querrá trabajar en el campo”.

Hojas ha manifestado también que “es necesario tomar medidas en relación a la falta de materias primas y su encarecimiento, y los precios de la energía, que dejan en una situación muy delicada del sector de la industria y hay que controlar los precios y llevar a cabo una transición justa en la industria y un cambio de modelo productivo que no deje a nadie atrás”.

La secretaria general de UGT Madrid, Marina Prieto, por su lado, ha hablado sobre el papel fundamental de los sindicatos para luchar contra la desigualdad, sobre la vocación feminista de UGT y la necesidad de “trabajar unidos” para lograr la igualdad efectiva entre hombres y mujeres“.

Ha defendido que dónde “las organizaciones sindicales somos fuertes, dónde hay negociación colectiva potente, la desigualdad disminuye y hay una mejor redistribución de las rentas”. También ha señalado que es preciso fortalecer los servicios públicos y “luchar contra las políticas neoliberales de la ultraderecha. Frente a estas políticas hace falta más lucha, más sindicato y más UGT”.

En cuanto a cómo enfrentar la lucha contra la precariedad, el secretario general de FeSMC-UGT, Antonio Oviedo, ha subrayado que “no podemos permitir que haya trabajadores pobres”, personas con empleo que no llegan a fin de mes, señalando, a este respecto, que “el nuevo acuerdo sobre la Reforma Laboral y la subida del Salario Mínimo Interprofesional nos dan herramientas para luchar contra esta precariedad laboral”.

Oviedo ha subrayado, igualmente, la importancia de la negociación colectiva y de los convenios en el reparto de la riqueza y, en este sentido, ha demandado “recuperar las cláusulas de revisión salarial que antes de 2008 tenían el 70 por ciento de los convenios, mientras que ahora el porcentaje está en el 16 por ciento”.

Por su lado, la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, ha defendido la necesidad de “seguir luchando contra la lacra de la siniestralidad laboral”, y ha recordado a los fallecidos por esta causa, entre ellos, “al compañero Carlos, bombero forestal que perdió la vida en el incendio de Sierra Bermeja”, y a los trabajadores afectados por el Covid, pues “no nos podemos olvidar de ninguno de ellos”.

Ha criticado la infradeclaración de las enfermedades profesionales, ha pedido que se reconozcan los riesgos psicosociales, que inciden en la salud mental de los trabajadores, y ha vuelto a recordar que “la precariedad laboral mata”. En este sentido, ha puesto en valor la Reforma Laboral, que permitirá mejorar la calidad del empleo, si bien ha aclarado que es necesario invertir y crear la figura de los delegados de prevención sectoriales y territoriales.

Por último, el secretario general de FESP-UGT, Julio Lacuerda, ha afirmado que es prioritario “exigir el cumplimiento del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia recuperando el discurso de lo público como esencia democrática”, y “establecer un suelo de gasto en nuestro país que garantice las mínimas exigencias necesarias para unos servicios públicos de calidad y suficientes, y para que éstos no estén sujetos a los vaivenes económicos coyunturales”.

Lacuerda ha señalado que “hay que abordar de una vez por todas la falta de personal y de medios, y convertir los aplausos en más inversión, más derechos, más salarios, estabilidad y más y mejor empleo, pues supondrán mejores servicios públicos para la ciudadanía”.

Etiquetas
stats