El Reina Sofía y las farmacias impulsan una campaña para prevenir la enfermedad renal

El Reina Sofía y las farmacias impulsan una campaña contra la enfermedad renal

El Hospital Universitario Reina Sofía y el Colegio de Farmacéuticos de Córdoba se unen frente a la Enfermedad Renal Crónica (ERC) a través de una campaña que pretende informar a la ciudadanía sobre esta patología que afecta casi al 15% de la población española.

Tal y como ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, bajo el lema 'Aumentar el conocimiento para mejorar el cuidado renal', profesionales de Nefrología, Atención Primaria y del Colegio de Farmacéuticos han editado unos carteles en los que se recogen las pautas generales que se deben seguir para conocer esta enfermedad y tomar medidas en el día a día que nos permitan proteger nuestra salud.

Además, el equipo de la Unidad de Nefrología ha mantenido algunos encuentros con el colegio para formar al personal de Farmacia que atiende al público en las boticas de la ciudad, de manera que puedan orientar e informar a todas aquellas personas que tengan dudas. Hoy, Día Mundial del Riñón, se ha dado a conocer esta campaña y los principales datos entorno a esta patología.

Así, la delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha puesto en valor “las líneas de trabajo colaborativo que desarrollamos con el resto de agentes sanitarios, que nos permiten un mayor impacto. Especialmente en casos como éste, en el que el personal de la Farmacia, que es referente para la población por su cercanía y confianza, actúa como agente educador fomentando la prevención y protección de la salud de la población de su entorno”.

Precisamente en esta línea, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba, Rafael Casaño, ha explicado que “las personas que trabajamos en una farmacia tenemos la obligación de desarrollar muchas funciones” y “una de las más importantes es la de educar en salud”.

Además, ha continuado, “lo hacemos en un contexto muy diferente y más distendido que el que pueda existir en una consulta, porque mantenemos una estrecha relación con las personas que acuden a nuestras oficinas, ya que éstas no vienen solo cuando están enfermas o se sienten mal, también lo hacen por razones de cuidado y estética”.

Entre las indicaciones que se ofrecen en la campaña, según ha explicado la responsable de Nefrología del Reina Sofía, Sagrario Soriano, “está el fomento de hábitos de vida saludables, de forma que consigamos prevenir la enfermedad renal y controlarla. No podemos obviar que cada año 7.000 españoles inician tratamiento con terapia renal sustitutiva y que 35.000 personas viven con un trasplante renal”.

Los expertos apuntan a que la Enfermedad Renal Crónica será la quinta causa de muerte en el año 2040, por lo que frenar el avance es fundamental. En esta línea, ha añadido que “debemos evitar el sobrepeso, controlar de forma adecuada la tensión arterial, no fumar, realizar deporte de forma regular y analizar la función renal en aquellos pacientes considerados de riesgo por padecer también alguna enfermedad como la diabetes, hipertensión arterial o tener antecedentes familiares de enfermedad renal, entre otros”.

Este tipo de campañas, ha explicado la directora gerente del hospital, Valle García, “ayuda a fomentar el conocimiento sobre esta patología y, por tanto, a favorecer un diagnóstico temprano, algo fundamental si tenemos en cuenta que la ERC en las fases iniciales no suele presentar síntomas”.

Diagnóstico temprano

Precisamente para avanzar en el diagnóstico temprano y ofrecer un tratamiento lo más personalizado posible, ha señalado García, “hemos puesto en marcha en los últimos años una serie de iniciativas como las teleconsultas con Atención Primaria, el refuerzo de la consulta de donante vivo para fomentar esta modalidad, potenciar la diálisis peritoneal domiciliaria y el refuerzo del equipo de Nefrología en el Área Norte de Córdoba para incrementar su capacidad de diálisis y evitar que las personas tengan que desplazarse a la capital para recibir su tratamiento”.

Precisamente este jueves, dos de los pacientes que se han beneficiado de alguna de estas iniciativas, Juan Cerrillo y José García, han participado en la rueda de prensa para contar su experiencia, destacando cómo ha mejorado su calidad de vida.

En la actualidad, 5.000 pacientes con diferente grado de daño renal reciben tratamiento y seguimiento en la Unidad de Nefrología del Hospital Reina Sofía. De ellos, 500 están recibiendo tratamiento con diálisis (120 nuevos casos al año) y un millar vive un trasplante renal (78 de ellos lo recibieron en 2021).

El resto (3.500) son personas en seguimiento en alguna de las consultas de Nefrología por presentar una enfermedad renal en estadios precoces, que no requieren terapia renal sustitutiva. Sin embargo, aún existen muchas personas que no saben que la sufren, de ahí la importancia de este día. Se estima que la ERC puede afectar a casi 80.000 personas en la provincia de Córdoba.

Tratamiento personalizado

Según Soriano, “en este contexto de incidencia, nuestro principal objetivo es encontrar vías que nos permitan detectar lo más pronto posible la existencia del daño renal. Una vez diagnosticada la persona, el siguiente reto es ofrecerle el tratamiento más personalizado posible y la mejor calidad de vida. Y, en tercer lugar, cuando presente una enfermedad avanzada y la indicación de tratamiento sea el trasplante, intentar encontrar el mejor órgano posible para cada persona”.

Concretamente, para aumentar los diagnósticos precoces, la Unidad de Nefrología del Hospital Reina Sofía ha puesto en marcha, junto con Atención Primaria, un Plan de Salud Digital. Esta herramienta permite una comunicación continuada a través de las teleconsultas entre Primaria y el hospital, de forma que se puedan priorizar casos, agilizar derivaciones que precisen ser valoradas e instaurar tratamientos, así como facilitar la accesibilidad del paciente. Desde que se implantaran se han gestionado unas 800 teleconsultas, de las que un 30% han sido derivadas preferentemente.

Para dar respuesta al segundo objetivo, ofrecer un tratamiento personalizado y la mejor calidad de vida posible, el hospital ha fomentado la diálisis domiciliaria, situándose este año en el 20% de pacientes que inician este tratamiento. Es importante recordar que esta modalidad ofrece importantes ventajas relacionadas con la comodidad, seguridad, independencia y calidad de vida y sólo requiere una formación previa que recibe la persona en el propio hospital y la implantación de un catéter, por parte de Cirugía.

Además del aumento de pacientes en diálisis domiciliaria, el trabajo conjunto del Hospital Reina Sofía y del Valle de Los Pedroches ha permitido ofrecer que el 100% de los pacientes se dialicen en su zona, sin tener que desplazarse a Córdoba, fomentando así la accesibilidad y la personalización de la asistencia.

Consulta de donante vivo

Por último, en el caso del paciente que requiera un trasplante, la Unidad de Nefrología ha intensificado la actividad de la consulta de donante vivo, de forma que se aumenten las posibilidades de las personas que están en lista de espera y, sobre todo, “porque esta terapia (el trasplante de donante vivo) está considerada como la mejor opción de la enfermedad renal crónica”.

Sólo en el último año, este servicio ha logrado incrementar un 34% el número de pacientes trasplantados de donante vivo. Además, la Unidad de Urología, encargada de la realización del trasplante, lleva años trabajando con técnicas poco invasivas (laparoscopia) que permiten que el paciente y, especialmente el donante, puedan incorporarse a la vida cotidiana de forma más rápida.

Todos estos avances están derivando en importantes mejoras relacionadas con la seguridad, calidad de vida y accesibilidad. Además, las personas con esta patología cuentan también con el apoyo de las asociaciones, en este caso, Alcer Córdoba, quienes le acompañan en todo el proceso de la enfermedad.

Etiquetas
stats