El PSOE-A advierte del “cambio de modelo” de sanidad pública a privada e insiste a Juanma Moreno con un pacto

La parlamentaria andaluza del PSOE por Córdoba Isabel Ambrosio, en la sede de su partido

La portavoz adjunta del PSOE en el Parlamento andaluz Isabel Ambrosio ha advertido este miércoles de “la preocupación” por el estado de la sanidad pública andaluza, manifestado por “los usuarios, los profesionales sanitarios y los sindicatos”, dado que “presenta una serie de síntomas que preocupan y hacen insistir en la denuncia pública” ante “el desmantelamiento progresivo del sistema sanitario público, el deterioro en la calidad asistencial y la derivación de recursos públicos a la sanidad privada”.

En una rueda de prensa en Córdoba, la socialista ha insistido en el pacto por la sanidad pública planteado por el líder de los socialistas andaluces, Juan Espadas, al presidente de la Junta, Juanma Moreno, puesto que, según ha remarcado, “estos síntomas no son ajenos a la provocación en un cambio de modelo, porque eso es lo que hay detrás”, en este caso “con la gestión de Moreno”.

Sobre “el desmantelamiento”, ha dicho que “ya son muchos meses planteando junto a usuarios, pacientes, profesionales sanitarios y sindicatos que hay de alguna manera un deterioro del sistema sanitario público”, con las lista de espera, los plazos para solicitar una cita con el médico de familia, el cierre de Urgencias y “el desmantelamiento de algunos de los sistemas en materia de especialidades”, entre otros aspectos que ha citado.

Al hilo, ha aseverado que “la consejera de Salud tiene un desconocimiento total y profundo de lo que significa la Atención Primaria y del valor que tiene que sea el mismo profesional sanitario el que atienda al paciente y que se ha conseguido a lo largo de estos años que precisamente esa atención personalizada consiga y disminuya la mortalidad”.

En cuanto al “deterioro en la calidad asistencial”, ha indicado que “de una manera sigilosa y provocada lo que está buscando Moreno Bonilla con esta situación es la privatización del sistema sanitario público”, dado que “ellos han planteado que hay que darle la vuelta a un modelo sanitario que se ha construido a lo largo de estos años de autonomía, con un sistema sanitario público fuerte y robusto” y que “a pesar de su crecimiento y de garantizar la calidad asistencial, sigue teniendo errores y déficit”.

Sin embargo, a su juicio, “eso no puede ser la excusa para desmantelarlo por completo, ni el motivo por el que Moreno Bonilla quiera cambiar ese modelo del público al público privado, sobre todo porque al final no hay un equilibrio”, puesto que “en el modelo público privado de asistencia sanitaria que pone sobre la mesa Moreno Bonilla el privado se queda con la parte que tiene beneficios económicos y al público se le queda sólo y exclusivamente un sistema empobrecido, al que sólo se puede acceder para aquellos que no tienen otra oportunidad”, ha afirmado.

“Y lo que más preocupa es la derivación de los recursos públicos al sistema sanitario privado”, ha enfatizado Ambrosio, quien ha avisado de que “desde 2018 a 2021 son 113 millones de euros más los que ha dedicado el gobierno de Moreno Bonilla a la derivación de los recursos públicos a la iniciativa privada, un 27,6% más de recursos que a día de hoy recibe la sanidad privada y que son recursos públicos”.

“Luces de alarma”

Igualmente, la portavoz adjunta del PSOE ha declarado que “las luces de alarma surgen fundamentalmente cuando este jueves, 18 de agosto, es el último día de información pública para una orden que ha sacado la Consejería de Salud en la que actualizan los convenios y los conciertos desde el Servicio Andaluz de Salud (SAS)”.

Según ha expuesto, “es un texto que, después de su lectura tranquila, relajada y con un análisis en el ámbito de los profesionales, hace mantener la preocupación porque queda muy claro lo que persigue Moreno Bonilla con esta orden”, como es “bajo un concepto genérico, que es el de la actividad concertada, dar manos libres y sin limitaciones, sólo las económicas, a disponer de la estructura básica del sistema sanitario público en favor de la iniciativa privada”, ha mantenido.

Así, ha asegurado que “hay una amenaza muy clara tanto a los centros de Atención Primaria, como a los hospitales comarcales”, dado que “queda bastante claro en el texto que las hospitalizaciones domiciliarias, cuando surge cualquier problema, el paciente lo único que puede hacer es ser atendido por Atención Primaria o el servicio de Urgencias, y en el caso de los hospitales comarcales es inquietante que se plantée que hay una disponibilidad de las camas en priorizar los convenios y conciertos”.

Además, ha expresado que “es alarmante que se recurra en esta orden de actualización de convenios y conciertos a la posibilidad de ser asistidos por médico cuyo título homologado no esté en vigor dentro del ámbito europeo”, de ahí que haya abundado en que analizan el borrador de esta orden, junto a profesionales de la sociedad científica, asociaciones de pacientes y la ciudadanía, “porque el objetivo fundamental es acabar con el sistema sanitario público tal y como está concebido en Andalucía”, ha reprochado.

En este sentido, Ambrosio ha señalado que “ese modelo que está dibujando el PP, que ya lo venía apuntalando de una manera sigilosa a lo largo de la última legislatura, le da el broche de oro con esta orden que acaba su plazo de información pública este jueves”. “Un modelo que no tiene nada que ver con esa sanidad pública que defiende la ciudadanía andaluza desde el principio”, ha subrayado.

Pacto por la sanidad pública

Por todo ello, la socialista ha afirmado que “ahora más que nunca es el momento de volver a hacer el ofrecimiento que le hizo Juan Espadas a Juanma Moreno para realizar y pactar un sistema sanitario público andaluz fuerte y blindarlo económicamente”.

Por ende, ha defendido “un pacto por la sanidad pública en el que se garantice que hay un blindaje del presupuesto, que no hay despidos de sanitarios, que no va a haber recortes en materia de profesionales y que no se van a privatizar sus servicios”.

Considera que “ahora es el momento, porque para blindar el presupuesto para la sanidad pública, ahora que se elaboran los presupuestos, es la oportunidad”, ha transmitido Ambrosio, entre otros puntos.

Etiquetas
stats