Mantener la tradición festiva reduce la tristeza en quien siente emociones negativas en Navidad, según experto

Francisco Lara, jefe de servicio de Psicología Clínica del Hospital Quirónsalud Córdoba

Las fiestas navideñas suponen la exposición a multitud de estímulos que provocan diferentes emociones que suelen ser positivas, pero cada vez hay un mayor número de personas que generan emociones negativas, según ha indicado Francisco Lara, jefe de servicio de Psicología Clínica del Hospital Quirónsalud Córdoba, quien ha señalado que “hay que cuidar la salud emocional manteniendo la tradición festiva en las celebraciones familiares de estas fechas, lo que disminuye la tristeza”.

Tal y como ha señalado la institución hospitalaria en una nota, Lara ha explicado que cuando llegan las fiestas navideñas, las personas que están pasando por un mal momento personal, como pacientes ingresados en un hospital, personas con dificultades económicas, que están atravesando un proceso de duelo por la pérdida de un ser querido, cuidadores de familiares enfermos, o personas en proceso de separación, entre otros casos, “pueden generar sentimientos negativos estos días”.

En algunas ocasiones las emociones pueden se contradictorias, pues dichas personas no serán capaces de expresar lo que sienten y se sentirán confundidas. En estos casos es mejor “dejarnos invadir por el entorno festivo sin poner bloqueos a lo que nos hacen sentir las fechas navideñas y las clásicas celebraciones, sin alimentar sentimientos de culpa”, ha afirmado.

Cuando alguien lo está pasando mal debe realizar actividades que le generen bienestar y sean beneficiosas emocionalmente. “Es terapéutico encontrar emociones positivas en lo que hacemos y es un buen momento para ello, por lo que recuperar ilusiones olvidadas y dejar que nos invadan las emociones positivas en estas celebraciones será bueno para la salud emocional”, según ha expresado Francisco Lara.

En este sentido, ha destacado que aunque aparezcan sentimientos de tristeza por problemas que puedan estar presentes, no es conveniente huir de los recuerdos, ni tampoco buscarlos continuamente. El proceso de duelo es natural y normal durante un tiempo en el que aparecerán emociones de tristeza asociadas al recuerdo. “Hay que expresar las emociones, no las reprimamos, si aparecen en las reuniones familiares hay que dejar que fluyan y expresar verbalmente los sentimientos, ayudando a que los niños también los expresen”, según el experto.

Francisco Lara ha recalcado que es fundamental no sentirse culpable, “enfrentarnos a los recuerdos será un aprendizaje que nos ofrece la propia vida, por lo que tiene que hacerse con normalidad. Permitámonos festejar, es un error dejar de normalizar o sentirnos culpables por hacerlo, es mejor dejar que aparezcan las emociones y expresarlas sin tabúes”, ha apostillado.

Etiquetas
stats