Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Magtel trabaja en el proyecto 'Orishi' para el ahorro de agua

Magtel desarrolla el proyecto 'Orishi'.

La División Energía de Magtel, en colaboración con la compañía RPOW, trabaja en la actualidad en el novedoso proyecto 'Orishi', cuyo objetivo es la reducción en el consumo de agua en todas aquellas industrias que dispongan de torres de evaporación y, “aunque en un principio la técnica estaba únicamente destinada a plantas termosolares, este nuevo sistema, que es totalmente escalable, se podrá aplicar al resto de sectores industriales”.

Según ha informado en una nota Magtel, que tiene sus sedes principales en Córdoba, Sevilla y Madrid, y delegaciones en el resto de Andalucía y en Extremadura, “el funcionamiento de 'Orishi' reside en el uso de bombas de calor agua-agua de alta eficiencia, alimentadas por energía solar fotovoltaica, con el que se obtienen dos corrientes de fluido caloportador, una fría y una caliente”.

Así, “el fluido frío es conducido hacia las torres de refrigeración, reduciendo la temperatura del agua que entra en ésta y, por tanto, disminuyendo el caudal que era necesario evaporar para el proceso de enfriamiento”.

A través de “la reducción, o incluso eliminación, del volumen de agua de evaporación, también se aminoran, de forma proporcional, los caudales de purga y arrastre de agua, así como la cantidad de productos químicos a dosificar sobre los circuitos de agua”.

Por otro lado, “el fluido caliente será utilizado, generalmente, para los procesos térmicos que se requieran en el emplazamiento y de forma opcional, aumentando la temperatura mediante una segunda bomba de calor tipo booster”. Esta será dirigida hacia una turbina ORC (Organic Rankine Cycle) que transformará la energía térmica en eléctrica, apta para el autoconsumo del sistema de reducción de evaporación o para cualquier otro uso.

A este respecto, el director de la División Energía de Magtel, Juan Manuel Vizcaíno, ha señalado que “no se trata, únicamente, de un proyecto que permite reducir costes económicos, sino de la necesidad de aportar una solución inminente a un grave problema social como es la falta de agua”.

Además, ante la previsión en el corto plazo de las aplicaciones de restricciones de suministro de agua por parte de la Administración, ha indicado que “es necesario aportar soluciones a la industria que impidan paradas en su producción, con el impacto negativo tan importante que tendría sobre las propias empresas, servicios auxiliares y trabajadores”.

Déficit hídrico

La grave situación de sequía que atraviesan las cuencas hidrográficas del Guadiana y del Guadalquivir refleja la inmediata necesidad de reducir el consumo de agua. Además, el sector termosolar utiliza prácticamente todo el volumen de agua para refrigerar mediante el proceso de evaporación. Por ambos motivos, la solución que presenta Magtel “es idónea para hacer frente a este problema”.

Al tratarse de una solución totalmente autónoma y aislada, la única conexión que dispone con las instalaciones existentes son dos tuberías de agua, por lo que el régimen retributivo de la central no se ve alterado al no existir hibridación alguna.

Etiquetas
stats