El IPBS intensifica su colaboración con entidades sociales con más presupuesto y líneas de subvención

El diputado provincial, a las puertas del Palacio de la Merced.

El Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) de la Diputación de Córdoba intensifica durante el presente 2022 su colaboración con entidades sociales de la provincia, dotando a su convocatoria abierta de subvenciones de más presupuesto, para “llegar más lejos en la labor que realizamos de forma conjunta con el tejido asociativo, multiplicando el alcance de nuestras políticas en favor de la población vulnerable”.

Así lo ha expresado este miércoles el presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, quien ha destacado que la nueva convocatoria está dotada con 350.000 euros, 50.000 más que la de 2021, y ha avanzado que “el presupuesto se reforzará en 50.000 más a lo largo del actual ejercicio”.

Además, Sánchez ha explicado que “la presente convocatoria de ayudas recoge las sugerencias y necesidades detectadas a través de la comunicación constante que mantenemos con el tejido asociativo, de modo que incorpora una modificación de los criterios de valoración, eliminando aquellos de carácter más subjetivo, e incluyendo el carácter innovador del proyecto como punto a valorar”.

Otra de las novedades de esta convocatoria radica en que las entidades sociales que presenten proyectos a los que no aportan presupuesto “tendrán una penalización más leve que en anteriores convocatorias, con lo que evitamos que queden fuera iniciativas valiosas de las asociaciones que tienen menos recursos”, según ha señalado el diputado.

Nuevas líneas

El presidente del IPBS ha subrayado que en la convocatoria de 2022 “se han incluido nuevas líneas para la presentación de proyectos, en concreto dirigidos a mujeres víctimas y supervivientes de trata para la prevención de esta problemática, así como la asistencia integral y reparación de estas mujeres; intervención en zonas de infraviviendas de familias migrantes, y el fomento de la autonomía personal y la erradicación de la exclusión social relacionadas con el uso de tecnologías, así como para la organización de jornadas y encuentros encaminados a la concienciación social sobre la problemática de las personas más vulnerables”.

Sánchez ha señalado la “tendencia al alza que estamos fomentando desde el IPBS en torno a esta convocatoria, que en 2021 benefició a 38 entidades frente a las 30 que recibieron ayudas en 2020”. Esta circunstancia es posible “gracias al esfuerzo presupuestario que venimos haciendo en los últimos años desde el organismo autónomo, que nos permite dar impulso económico a los proyectos de entidades comprometidas con la realidad social de la provincia, grandes aliadas de nuestra labor de gobierno en favor de la población vulnerable”.

Además, según ha concluido Francisco Ángel Sánchez, “el carácter abierto y competitivo de la convocatoria nos garantiza el rigor y la utilidad de los proyectos que resultan seleccionados cada año”.

Etiquetas
stats