La Diputación mejora las instalaciones de seis residencias

Una de las calderas de biomasa instaladas.

La Diputación de Córdoba, a través del Área de Asistencia Económica con los Municipios, se encuentra inmersa en la mejora de seis residencias de mayores de la provincia, ubicadas en Añora, Fuente Tójar, Conquista, Villaralto, Alcaracejos y Villarharta, por un montante de 497.517 euros, de los que el 80 por ciento los aporta la Unión Europea (UE) a través de los fondos Feder.

A este respecto y en declaraciones a Europa Press, el diputado responsable del Área, Rafael Llamas, ha señalado que “estas actuaciones tienen un doble significado para nuestra provincia”, pues, en primer lugar, “conseguimos que los fondos europeos lleguen a los municipios más pequeños, especialmente gracias a la labor y apoyo, técnico y económico, de la Diputación”.

En segundo lugar, según ha resaltado Llamas, “con estas actuaciones mejoramos la calidad del servicio que se presta en las residencias, cuya labor es insustituible en estas localidades”, añadiendo que, además, “estamos pendientes de una resolución favorable más para el centro de Santa Eufemia, donde se va a mejorar la climatización a través de aerotermia”.

Entre tanto, los residentes de los centros de Fuente Tójar, Conquista y Añora ya están disfrutando de mejores equipamientos, pues las obras ya han concluido. En el primer caso se ha sustituido la caldera que existía en la residencia de mayores por una de biomasa, que ahora emplea hueso de aceituna como combustible y, por ello, se ha construido una nueva sala de calderas y un lugar de almacenamiento, con capacidad para 8.000 kilos de hueso de aceituna, y la conexión a las redes de agua y calefacción del edificio.

En el caso del centro de Conquista, las obras ejecutadas han servido para rehabilitar la envolvente térmica de la Residencia de Santa Ana, donde se ha sustituido la carpintería exterior en 26 ventanas y dos puertas y se reformado también el cerramiento exterior.

En Añora, por su parte y según ha explicado Rafael Llamas, “se va a instalar una caldera de biomasa y está previsto que sea también de hueso de aceituna. Tendrá un doble uso para los residentes: la calefacción y el agua caliente”.

El delegado de Asistencia Económica con los Municipios de la institución provincial ha añadido que, por su parte, las intervenciones en las residencias de Villaralto y Alcaracejos se encuentran todavía en ejecución, y ha detallado que en ambas “se actuará sobre la caldera, teniendo un doble uso, aunque utilizarán pellets como combustible”, mientras que el cambio de ventanas y cerramiento será el hilo conductor de la actuación en la residencia Antonio Mansilla de Alcaracejos.

Llamas ha indicado que “el hecho de que estos municipios acojan residencias de personas mayores es algo muy necesario, teniendo en cuenta la pirámide de población de estas comarcas, y a la vez supone un incentivo para generar empleo vinculado al sector sanitario, y con ello actuamos, de manera indirecta, frente a la despoblación”.

Todas estas actuaciones se están llevando a cabo gracias a la convocatoria de ayudas para facilitar el paso a una economía baja en carbono, en el seno el programa operativo Feder Plurirregional de España (POPE) 2014-2020.

La Diputación de Córdoba se ha encargado de tramitar 134 solicitudes de ayudas en este marco, cuya inversión ronda los 40 millones de euros, de los que el fondo Feder subvenciona en torno al 80 por ciento y la Diputación colabora económicamente con una cuantía media del 15%.

Etiquetas
stats