Cruz Roja organiza talleres para mejorar la gestión de la salud individual en migrantes

Taller de Cruz Roja

Cruz Roja, con la colaboración de Novartis, ha celebrado tres talleres en Córdoba y en la localidad también cordobesa de Puente Genil para mejorar la gestión de la salud individual y el bienestar físico, psíquico y social de colectivos migrantes, en los que han participado más de 60 personas.

Tal y como ha indicado la entidad humanitaria en una nota, bajo el nombre 'Vías de transmisión, sintomatología y líneas de acción en anemia falciforme, hepatitis C, tuberculosis, VIH y Covid-19', las sesiones se han celebrado con el objetivo de impulsar el conocimiento sobre estas enfermedades hereditarias e infecciosas de baja prevalencia, y proporcionar herramientas de apoyo para ayudar a identificar fácilmente la sintomatología y saber cómo actuar en cada caso.

La directora de Salud de Cruz Roja, Carmen Martín, ha señalado que se sienten “muy satisfechos de la gran acogida de esta iniciativa, con la que queremos contribuir a mejorar la salud de las personas migrantes y refugiadas, que tienen más probabilidades de padecer estas enfermedades hereditarias e infecciosas”.

A través de los talleres, ha explicado, “pretendemos ayudar a acceder a un diagnóstico precoz, reducir las manifestaciones de las patologías y tratar las consecuencias que puedan ocasionar en su calidad de vida y en su entorno”.

Por su parte, el director general de Novartis Oncology, José Marcilla, ha afirmado que “en Novartis tenemos un compromiso que va más allá de la medicina. Estamos trabajando para poner a disposición de los pacientes los mejores tratamientos, pero también queremos contribuir a mejorar la calidad de vida y el acceso a los servicios sociosanitarios. Con esta iniciativa queremos apoyar a los colectivos vulnerables y a aquellos que se ven afectados por enfermedades de baja incidencia para superar las barreras sociales y culturales a la hora de gestionar su salud”.

Los talleres han contado con la participación de más de 60 personas, la mayoría originarias de países en los que existe una alta prevalencia de estas afecciones, como Ghana, Nigeria y Uganda. Concretamente, la enfermedad de células falciforme (ECF), también conocida como anemia falciforme, es una afección rara en España, pero supone uno de los trastornos genéticos de la sangre más frecuentes en el mundo y que afecta principalmente a personas de origen africano, pero también a personas con ascendencia mediterránea del Medio Oriente, caucásica, india, hispana y nativa americana, entre otras.

La ECF está causada por una alteración genética en uno de los genes necesarios para producir la hemoglobina, proteína responsable de transportar el oxígeno en todo el organismo. Esto hace que los glóbulos rojos se deformen hasta adquirir apariencia de hoz, lo cual entorpece la circulación sanguínea y causa en el paciente obstrucciones vasculares, pudiendo generar eventos intensos e impredecibles, llamados crisis vasooclusivas o de dolor.

En España se diagnostica de forma temprana gracias a la prueba del talón que se realiza a todos los recién nacidos, que permite detectar si el bebé es portador sano del gen falciforme y determinar así la necesidad de un asesoramiento genético.

Estos talleres forman parte del acuerdo de colaboración entre Cruz Roja Española y Novartis para mejorar la salud de colectivos inmigrantes y fomentar que las personas afectadas por estas enfermedades accedan a una atención sociosanitaria de forma temprana y continuada. En el marco del convenio, ambas entidades también han puesto a disposición de los usuarios la página web 'Anemiafalciforme.es', disponible en varios idiomas, para ofrecer información sobre la patología.

Etiquetas
stats