COAG avisa que la condicionalidad de la PAC sobre cubierta vegetal afectará a los viñedos de Montilla-Moriles

Viñedos de Montilla Moriles.

El responsable de Viña de COAG Córdoba, Manuel Alférez, ha alertado este miércoles sobre el hecho de que “la condicionalidad que se recoge en la nueva PAC sobre cubierta vegetal para cultivos permanentes con más de un diez por ciento de pendiente puede ser contraproducente para los viñedos de la Denominación de Origen Montilla-Moriles, un cultivo muy castigado en el que cada año se arrancan varios cientos de hectáreas”.

Así y en un comunicado, Alférez ha explicado que “la condicionalidad es obligatoria en la nueva PAC 2023 y establece que cualquier cultivo permanente con más del diez por ciento de pendiente debe tener una cubierta vegetal, viva o inerte, de un metro de anchura, como mínimo, entre octubre y marzo”.

A este respecto, el dirigente de COAG ha aclarado que “el 90 por ciento de las cepas de la zona tienen más de un diez por ciento de pendiente, son de secano, y la climatología de la zona, con pocas precipitaciones, hace que la cubierta vegetal compita con las cepas por la escasa agua retenida en el suelo, obligando a un mantenimiento extremo de la cubierta con varios pases de desbrozadora”.

Por otro lado, según ha indicado, “se encuentran los ecoesquemas o ecorregímenes, una de las principales novedades de la Reforma de la PAC, que forman parte de la denominada arquitectura verde. Su aplicación no es obligatoria, pero permiten cobrar una ayuda más si se aplican”.

“En este caso --ha aclarado-- su aplicación es aún más complicada, ya que exige sumar a los compromisos obligatorios de la condicionalidad los voluntarios del ecoesquema, de forma que en el caso de cubiertas vegetales vivas obligaría a prácticamente dejar toda la superficie con cubierta vegetal para un marco tradicional de 1,6 por 1,6 y aumentaría aún más la competencia por el agua y los nutrientes con el cultivo en una zona de baja pluviometría”.

Además, según ha aclarado el responsable de Viña de COAG Córdoba, “dejar cubiertas vegetales inertes con el picado de los restos de poda es aún más inviable, ya que puede contribuir a propagar enfermedades para la vid”.

En consecuencia, Manuel Alférez considera que “quien diseñó esta condicionalidad y ecoesquemas lo hizo teniendo en cuenta zonas de viñedo de otros países o de otros territorios de España, donde la pluviometría es mayor, y los terrenos distintos, pero no de Andalucía, y más en concreto de la zona de Montilla-Moriles, donde su aplicación es inviable”.

Para el responsable del sector en COAG Córdoba, “el viñedo de la zona lo único que no necesita son más problemas, como los que se añaden con la condicionalidad de la nueva PAC”, que perjudican a “un sector que está viendo como, año a año, se arrancan más hectáreas de viñas por falta de relevo generacional y por la baja productividad”.

Etiquetas
stats