Cosmopoética se despide con una fiesta en la Fuenseca llamada Poexit

.

Diez días de versos después, Cosmopoética 2019 ha echado el cierre con una fiesta en el cine de verano de la Fuenseca en una cita que ya se empieza a convertir en un tradición tras el tremendo éxito de convocatoria. Este año, el festival estaba dedicado al Reino Unido. Y el colofón, el epitafio del 2019, se ha llamado Poexit, en la que poetas, público, amigos y trabajadores acabaron bailando los temazos de la música británica al ritmo que marquen Groenlandiers.

De la mano de artistas como Víctor López, David Trashumante (junto a Avelino Saavedra a la batería) y el dúo formado por Carlos Luna y Clara de Luna Poexit trasladó al público a aquellas jam session de jazz de finales de los 50 norteamericanos, en las que los poetas de la Beat Generation subían al escenario a recitar con los músicos.

La velada estuvo llena de energía y actitud en la que, junto a otros magos del sponken word como Clacowsky y BAT2, transmitió no sólo su forma de entender la poesía, sino la vida misma. Una reivindicación del "verso proyectivo" y la "poesía silábica" de Charles Olson. Y una recontextualización del espíritu beatnik a través de propuestas poéticas que revisan los géneros musicales propios de la contracultura norteamericana de los 50, 60 y 70: free jazz, punk jazz, rock psicodélico, blues, música étnica, electroacústica.

Etiquetas
stats