Xavi Molina y Jesús Álvaro, dos más para Agné

Jesús Álvaro, en un entrenamiento del Córdoba | MADERO CUBERO

Mientras en lo institucional el club trata de recuperarla, el equipo vuelve al trabajo en la más absoluta normalidad. Los últimos acontecimientos permiten a la plantilla tener más tranquilidad. Así al menos lo afirmaron los administradores judiciales que durante estos días dirigen la entidad. El caso es que el Córdoba está de nuevo a lo suyo. Entra en acción esta vez de cara al duelo del próximo domingo con el Mérida (17:00), que es trascendente en muchos aspectos. Uno de ellos es el emocional, motivo por el que en el vestuario se espera una masiva respuesta de la afición en El Arcángel. Pero ésta es otra cuestión: lo importante para el conjunto blanquiverde es llegar al encuentro en la mejor forma posible. Es en lo que está desde este miércoles, con una doble novedad significativa. En el regreso a los entrenamientos el técnico, Raúl Agné, vuelve a tener a sus órdenes a Xavi Molina y Jesús Álvaro. Son dos efectivos más para afrontar el reto.

El cuadro califal ha retomado la actividad en la Ciudad Deportiva sobre las 10:30, tal y como estaba previsto. Lo ha hecho con la mirada puesta en ese choque con el Mérida, rival que se encuentra en la zona de descenso del Grupo IV. Para este partido Agné asegura un alta respecto del anterior. El preparador aragonés tiene a su disposición a Fidel Escobar, que retornó a la ciudad el lunes después de estar con la selección de Panamá. Este miércoles se ha ejercitado junto al resto de sus compañeros. Con todo, lo más señalado de la vuelta a los entrenamientos es precisamente la muy favorable evolución de Xavi Molina y Jesús Álvaro. Los dos han completado sin problemas la primera sesión de la semana -sin contar con la del lunes- y apuntan a competir por sendos puestos en el once.

Sin duda, ésta circunstancia era la que mayor interés generaba en el regreso al trabajo del Córdoba. La incógnita sobre el estado físico del catalán y del canario parece haber quedado resuelta. Aunque todavía toca esperar una confirmación definitiva a lo largo de la semana. El central, que también ha ejercido de pivote -para tal posición fichó-, y el lateral izquierdo tratan de cerrar de una vez por todas su proceso de rehabilitación de las lesiones que en su día sufrieron. Las afecciones, de hecho, les han mantenido fuera de juego unas cuantas jornadas ya. Después de ejercitarse los últimos días de la pasada semana sobre el verde la Ciudad Deportiva, este miércoles ya han estado en la práctica grupal.

Así, si nada lo impide en adelante hasta el domingo, Raúl Agné recobra dos efectivos para gozar de más alternativas de cara a confeccionar su once. De ratificarse al fin la buena nueva, el zaragozano sólo mantendría la baja de Owusu en el choque con el Mérida. El delantero disputa el viernes el partido por el tercer y cuarto puesto de la Copa de África, que en realidad es el Preolímpico, con la selección de Ghana sub 23. Será el tercer encuentro que se pierda con los blanquiverdes.

Más allá de la nómina de jugadores del primer equipo, el interrogante se mantiene para el técnico en quienes participan del filial. El motivo, que Antonio Moyano no consigue superar sus dolencias. El centrocampista del B, que ha intervenido de forma muy asidua en el cuadro califal en lo que va de temporada, padece una sobrecarga que ya la anterior jornada le impidió ser de la partida. En esta ocasión ha trabajado en la Ciudad Deportiva pero ha tenido que retirarse antes de tiempo debido a molestias.

Etiquetas
stats